Allí empezó todo (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

viernes, 01.04.2022

Voy a ponerme en plan abuelo Cebolleta, como temen aquellos que ya me conocen cuando me pongo estupendo. Creo, honestamente, que la cita merece la mayestática remembranza.

Siempre que jugamos contra el CE Sabadell FC, me acuerdo de aquella segunda parte, probablemente y sin temor a la hipérbole,los mejores cuarenta y cinco minutos de los ochenta y tantos años de historia de nuestro Alba.

Corría el último domingo de noviembre del año del Señor de 1990, o sea, faltaba aún una década para que llegase el siglo XXI, y, nuestro Alba empezaba a desperezarse del letargo histórico, que lo había tenido recluido, vagando por las categorías más lastimosas de nuestro fútbol, cuando de repente, llegó todo aquello. Y empezó allí, muy cerquita de Barcelona.

La temporada venía fuertecita, pero en la Nova Creu Alta, el Albacete se atrevió a tratar de tú a los dioses, porque, tras aquella tarde, ya nada sería igual. Es por ello, que siempre que jugamos en aquel lugar, me viene a la memoria aquel momentazo. Cierto es que ya ha llovido y que, con el correr de los años, el Albacete ha vivido subido en una montaña rusa.

Los que no han cumplido los cuarenta, ven todo esto en la nebulosa del color sepia de las fotos e imágenes ya avejentadas, pero han de saber que muchos de los nuestros, se fueron sin sospechar que llegaríamos a ser el Queso Mecánico. Es momento pues, ahora que parece que nos vuelve a sonreír la historia, de no echar a perder cuanto de bueno hemos acumulado y que los jóvenes están disfrutando, desde la cuna.

Y, hasta aquí la nostalgia, que se nos viene encima otro duelo de película.

El Sabadell sería cuarto, si contásemos sólo los últimos diez partidos; acumula un punto más que nosotros y curiosamente, las únicas dos jornadas que ha perdido, lo ha hecho en su campo. Es un equipo de contrastes, como local es el cuarto por la cola, sin embargo, es el segundo mejor visitante. Ya tuvimos ocasión de sufrirlo, hace apenas un mes y medio, con lo que las huestes de Dela Barrera, estarán más que atentas. Sus resultados, son de lo más sorprendentes, pueden ganar a los de arriba y, dejarse robar la cartera por los que luchan por evitar el descenso. Un caso de psicoanálisis, total. Este insondable río revuelto, nos ofrece la oportunidad de seguir aumentando nuestra serie de partidos invictos.

Se presenta una final -más para ellos, que para nosotros-, la mar de interesante e inquietante, porque ambos saben que de este choque, saldrán las conclusiones definitivas antes de afrontar la recta final. En el Alba tenemos claro que luchamos por el ascenso, por lo que la presión la tienen ellos, que a estas alturas, todavía no saben lo que quieren ser cuando sean mayores, porque están equidistantes de la promoción y del descenso.

La racha del Alba, infunde pavor a los rivales y solaza a la parroquia blanca, aunque todos sabemos que nos cuesta un montón amarrar los puntos, con lo que las confianzas las dejaremos para otra ocasión.

No quiero seguir fustigarles con el ayer, pero se nos presenta otra vez una ocasión magnífica, en un escenario idóneo, que bien podría representar el punto de partida, de otra época gloriosa paranuestro Alba. Ganando a los catalanes, se daría el puñetazo necesario, pero no sólo para terminar primeros, sino para empezar a volver a soñar a lo grande.