De la Barrera habla sobre la polémica Piqué – Rubiales: «El Andorra está primero y eso obedece a méritos propios»

Escrito por: Carlos Garrido Marqueño

viernes, 22.04.2022

Sin duda, uno de los temas que más controversia ha generado en los últimos días y horas en el fútbol español han sido los audios destapados por El Confidencial entre Gerard Piqué, propietario del FC Andorra, y Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

De hecho, Rubén de la Barrera ha sido preguntado sobre esta cuestión en rueda de prensa. El técnico del Albacete Balompié ha sido tajante y ha mostrado que no le preocupa la situación:

“Creo que Andorra, Albacete y Villarreal B, que somos los tres primeros clasificados, estamos realizando una muy buena temporada. A partir de ahí, ahora estamos peleando por el premio gordo. Ahora el Andorra está primero y eso obedece a méritos propios. Queda 6 jornadas, poco, pero a su vez son muchos puntos en juego. Cualquiera de los tres va a tener opciones”.

No se pone el foco en los árbitros: “Esto es fútbol, siempre se van a equivocar a favor y en contra a lo largo de las temporadas. Cuando te benefician, mirarás para otro lado, y cuando te perjudican, siempre vas a mirar hacia el otro lado. Aquí tenemos que mirarnos a nosotros mismos y mejorar”.

¿Considera que hay conflicto de intereses?: “Hay cosas que se hacen públicas y otras tantas que no. Aquí se da la circunstancia que se habla del presidente de una federación y de una persona que, en este caso, está jugando en un equipo perteneciente a esa federación. Pero sin más, esto está montado así. Lo de ahora no tienen nada que ver con lo de antes. Ahora este tipo de cuestiones salen y a mí no me extraña, ni me sorprende ni me dice nada”.

¿Esta situación puede afectar al Andorra?: “Creo que al Andorra tienen una ilusión bárbara por ganar la Liga, al igual que la tenemos nosotros y la tiene el Villarreal B. Todo el mundo está al margen de lo que está sucediendo. Aquí lo importante es pensar en nosotros y ganar el domingo. Esto es fútbol, queda poco, pero pasa muy rápido. Toca centrarse en lo que controlamos y llenarnos de argumentos para ‘llevarnos el gato al agua’. El resto no nos interesa”.