Ecuador del mercado de invierno: solo dos bajas y un refuerzo en el Albacete

Escrito por: Hugo Piña

sábado, 14.01.2023

Alfonso Serrano y sus ayudantes tienen trabajo por delante en estos dieciséis días que restan de mercado. La ventana de invierno llegó con la ilusión por variar mínimamente la plantilla de Rubén Albés pero lo cierto es que desde entonces poco o nada se ha movido el vestuario albacetista.

La ralentización del mercado y las altas pretensiones de los futbolistas parecen ser un hecho contrastado. Todo ello ha aderezado una ventana de invierno que apenas ofrece movimientos y los que lo hacen son a base de cartera. El Albacete Balompié es un recién ascendido a la categoría y su límite salarial quedó exhausto el pasado mes de septiembre.

Con ello, Serrano y Albés tienen que dejar salir en primera lugar para después anunciar los refuerzos. Sin embargo, el orden imperante no es el de primero dejar salir y después de fichar, ya que la experiencia de la dirección deportiva exhorta a, primero encontrar los nuevos refuerzos para, una vez aceptados estos, dar salida a los futbolistas con los que no se cuenta.

Entre tanto, los problemas parecen haber surgido ya que el Alba únicamente ha podido firmar al atacante venezolano Jovanny Bolívar, futbolista que se trata de una apuesta de futuro para la entidad y que arriba por primera vez en su vida al fútbol español. Sin lugar a dudas, el primer movimiento ejemplifica la realidad de un Albacete que trata de movilizarse pero al que el encorsetado mercado le impide hacerlo con mayor agilidad de la que hubiera esperado el 1 de enero.

Trece días después el mercado en clave Albacete Balompié continúa igual. Dos salidas como las de Rubén Martinez al fútbol griego y Dani González al filial del Atleti son, por ahora, las únicas bajas en una ventana donde se pretende que Javi Martínez, Johannesson, Emmanuel, Javi Jiménez y Reymão no continúen en la disciplina tras el 31 de enero.

La realidad sin embargo es bastante diferente, al menos en estos catorce días de mercado donde el Albacete no concreta nuevos refuerzos y donde las salidas, a consecuencia, se dilatan. Con todo, el mercado está parado para la entidad albacetista y Rubén Albés desliza públicamente que “faltan jugadores”. Este hecho ya se vio en la primera convocatoria del año, donde el vigués tuvo que llamar únicamente a 18 jugadores del primer equipo además de Luis Roldán y Karim del filial para enfrentarse al Huesca.