ZONA POR ZONA, CAPÍTULO I: Los porteros

Victor Lozano

En este primer capítulo voy a analizar un puesto que, para muchos,  es el más importante o, al menos, uno de los que más hay que tener en cuenta en un equipo de fútbol. Se trata de la portería y de los ´´seres´´ que en ellas habitan, los porteros.

El portero es la persona encargada de bloquear o atajar los disparos de los jugadores rivales aunque también es el que se encarga, para desgracia de ellos, de recoger los balones que entran en sus redes.

De los porteros dicen  que son tipos solitarios, que cuando marca un gol su equipo, ellos se encuentran solos para celebrarlo. También dicen que hay algunos que hacen extraños rituales antes de que el colegiado pite en inicio del partido, tales como tocar el larguero o rezar (en este último caso véase el caso de Keylor Navas).

La mayoría de ellos tienen que soportar las burlas y cánticos de las aficiones rivales que se sitúan a pocos metros detrás de ellos, sin embargo, ellos parecen que están hechos de otra pasta, siguen a lo suyo e intentan hacerlo lo mejor posible.

También hay otros con muy mala leche que se pasan casi todo el partido recriminándoles a los suyos los errores cometidos cual pastor llama berreando a su rebaño de ovejas.

Pero, ¿en qué pensarán los porteros en esos ratos en los que su equipo está atacando y ellos estás solos? ¿en si Los Simpsons o Padre de Familia? ¿en si Coca cola o Pepsi? ¿en si blanco o negro? ¿en si comprarse un gato o un perro? … ¡No hombre no! No seamos tan malvados de pensar lo que no es, seguro que estarán recordando sus fallos o sus aciertos durante el partido, y estarán concentrados en el mismo.

Pues bien, en nuestro caso más cercano, el del Albacete Balompié, se encuentran en la primera plantilla disputándose ese puesto en lo que se avecina que será un ´´mano a mano´´ los guardametas Álvaro Campos, fichado este año procedente del Cádiz C.F., y Miguel Martínez, para el cual supondrá este su segunda temporada con el Alba.

El primero de ellos, Álvaro Campos, no es que vaya muy bien en las jugadas con los pies, sin embargo, a base de entreno con el preparador de porteros Carlos Cano, será un defecto que a la larga se convertirá en virtud. Sin embargo, el meta valenciano, va muy bien al estirarse y bloquear el disparo del rival.

El segundo de ellos, Miguel Martínez, sufrió el año pasado la presencia de Keylor Navas en el equipo y tuvo que esperar su oportunidad desde el banquillo, ya que, para quitarle el puesto a Keylor  tienes que tener ocho brazos o ser un lince debajo de la portería. En pretemporada sufrío una lesión que le impidió estar al 100% en la primera jornada, pero cuando se recupere totalmente se verá si Miguel consigue quitarle el puesto a Campos.

En fin, que si todo futbolista sueña con marcar un gol, todo guardameta sueña con joderle ese gol.

CONTINUARÁ

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario