Unas chicas normales (OPINIÓN)

Artículo de opinión de Juan Antonio Tébar Luján

Ésta es la historia de un equipo de amigas –conocida especialmente gracias al magnífico “corto” realizado sobre ellas y visto en “Abycine”-. Son unas chicas normales: unas estudian, otras trabajan… pero todas tienen en común que una de sus pasiones es jugar al fútbol. Por suerte para los aficionados del “Alba”, juegan en el Fundación Albacete Balompié Nexus, magistralmente entrenadas por Matías Martínez.

Desde aquí quiero que estas líneas sirvan de homenaje a este grupo de amigas, que desde hace pocos días ha adquirido mucha notoriedad por un calendario –hecho para ayudar a su filial- mundialmente conocido. Me gustaría resaltar que este equipo merece –más que ninguno en mi opinión- el ascenso de categoría, del que se ha quedado a las puertas en los últimos años. Si el fútbol y la vida conservan algo de justicia, estas chicas y su entrenador deben ascender esta temporada, pues uno y otra les deben más de una. Por ejemplo, el año pasado el Olivenza les privó del ascenso con un arbitraje muy perjudicial para las albaceteñas y con algunas jugadoras poco femeninas (digámoslo así).

Anteriormente, ciertas personas que no aceptaban la más mínima crítica apartaron del cargo de entrenador al bueno de Matías Martínez, para enfado de sus pupilas, que tuvieron que vivir un año sin su míster (por fortuna sólo estuvo un año fuera del banquillo de este equipazo).

Por si fuera poco, el mismo año que las jugadoras compitieron sin su amigo Matías una de ellas padeció un cáncer (que superó satisfactoriamente) y el padre de otra falleció.

Por todo ello, el Fundación Albacete Balompié Nexus merece, como ya he dicho, el ascenso esta temporada, que además está siendo una de las mejores de este equipo. Para lograrlo, animo a los aficionados a que asistan a la Ciudad Deportiva para apoyar a estas sensacionales chicas en sus partidos, pues su esfuerzo y superación debe ser reconocido por todos.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario