Los senderistas provinciales disfrutaron de Elche de la Sierra y sus panorámicas

Circuito provincial

Este domingo, 13 de mayo, tuvo lugar otra nueva ruta de senderismo, dentro de la actividad que organiza la Diputación Provincial de Albacete para promocionar el turismo, el deporte y la cultura de nuestros pueblos.

Visitaron una de las pedanías que tiene Elche de la Sierra, y ascendieron hasta su mítica Peña, gran mole caliza que da nombre a esta pedanía, Peñarrubia, donde se encuentran restos de un poblado íbero. La ruta, circular, tiene 10 kilómetros de distancia, es de dificultad media-alta y de cuatro horas de duración.

Fueron recibidos por el pedáneo de la localidad, Víctor Martínez, quien les daría la bienvenida. Callejeando pasaron por la plaza dedicada a Almudena Muñoz, campeona del Mundo y de Europa de Kárate, que es valenciana pero Peñarrubía es la localidad natal de sus padres. Así, salieron dirección norte, entre campos de almendros, olivos y alguno de cerezos, todo plagado de amapolas y con un fantástico sol.

Poco a poco iban cogiendo altura, hasta llegar a los prados, lugar donde hay una fuente y una balsa Romana, por lo que aprovecharon para almorzar y deleitarse, gracias al ayuntamiento, de las ricas Candelarias, típico dulce Elcheño de la festividad de San Blas, que lleva nueces, y en este caso relleno de crema y chocolate, aunque también puede llevar cabello de Ángel.

Cargados de energía afrontaron la subida a la peña, rodeándola, para que el gran desnivel no se hiciera notar tanto. Entre pinos llegaron hasta la planicie, plagada de flores y plantas aromáticas. Alterado por terrenos agrícolas, sobre el yacimiento se observan fragmentos cerámicos ibéricos (y alguno romano), correspondientes sobre todo a ánforas.

Llegaron hasta la cima, el punto más elevando, pudiendo contemplar unas maravillosas vistas, en primer lugar la pedanía de Peñarrubia, y más al fondo, el Calar del Mundo, el Pico Mentiras, la Sarga, y más lejana la Sierra de las Cabras en Nerpio, con el pico más elevado de la provincia de Albacete.

Comenzaron el descenso y a medio camino pudieron contemplar una cueva, en cuyo interior se encuentran unos antiguos aljibes excavados en la roca, de los que todavía mana agua. Al salir tomaron un refrigerio que había suministrado el Ayuntamiento, cosa de agradecer ya que empezaba a apretar el sol.

Siguieron el camino por una antigua calzada romana para llegar al municipio, rodeada de verdes campos y un sinfín de amapolas, que con el fondo de la gran peña, creaba una fantástica imagen. Antes de entrar en el pueblo visitaron un antiguo acueducto romano y un viejo lavadero, y una vez el municipio, un centenario Olmo con más de 350 años.

Fantástica ruta, con preciosos paisajes, que hizo disfrutar a los cincuenta participantes de esta actividad, que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizado por la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente salida será el próximo sábado, día 19 de mayo, en Casas de Ves, denominada “Camino de la Vera Cruz” de 14 kilómetros de distancia, dificultad media y unas cinco horas de duración.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario