Se cumple el II aniversario de Skyline International en Albacete: Éxito total

Escrito por: Alberto Escobar

sábado, 20.07.2019

El segundo año de Skyline no ha podido ir mejor. El club manchego se ha quedado a las puertas del ascenso en una temporada, en la que al principio se veía inimaginable. En otras parcelas del club también se han llevado a cabo cambios como, por ejemplo, en el estadio. Ahora se cumple el segundo aniversario y continuación en 5maseldescuento.es lo repasamos.

El segundo año comenzó con una gran plantilla construida gracias a numerosas cesiones. A los mandos se encontraba Ramis, en el cuál se había confiado la construcción de este proyecto. No se pudo elegir mejor técnico, el conjunto tuvo un inicio sensacional, por encima de las expectativas de aficionados y rivales que veían como un club que había estado luchando por no descender la temporada anterior, se posicionaba en la parte alta de la tabla. Iban pasando las jornadas y lejos de caer en la clasificación, la ley de la gravedad no afectó al conjunto manchego, que se mantenía arriba.

Uno de los mejores jugadores durante la primera vuelta fue el lateral Mathias Olivera, jugador que fue rápidamente requisado por el club que lo había cedido. El Alba tuvo sus dificultades para reforzarse en el mercado invernal y esto le perjudicaría al final del curso. Consiguió mantenerse, pero lo limitada que era la plantilla debilitó al equipo que vio como el cansancio acaba con sus sueños del ascenso.

El estadio fue una de las parcelas en las que Skyline tuvo una mayor incidencia. A principio de temporada, debido a las diferentes restricciones y multas de La Liga, se decidió cubrir la grada de Tribuna, aunque fueron varios los encuentros en los que, debido a la gran cantidad de gente que acudió, se retiraron.

A finales de año, la empresa decidió construir un rótulo en la fachada del estadio, donde se puede vislumbrar el nombre de este y que hace del ‘Alba’ un Club con una imagen potente.

Y durante este verano el club ha llevado a cabo otra gran transformación, ha cambiado el césped y los banquillos del Carlos Belmonte. Todas estas medidas llevadas a cabo para que el estadio pueda acoger el VAR y, además, aumente su calidad.

No se dejaba de lado una de las parcelas con mayor incidencia en un club, su cantera. Recién empezado el segundo año de Skyline, se transformó el organigrama de la cantera y el filial estrenó una nueva nomenclatura y se pasó a llamar ‘Atlético Albacete’.

El dinero ha sido uno de los males del club durante los últimos años, la historia reciente ha demostrado lo importante que es para un equipo que estuvo cerca de la desaparición. Skyline está al tanto y, por ello, en octubre llevó a cabo una ampliación de capital de más de un millón de euros.

En la parcela deportiva, también se puede considerar un año exitoso, la renovación a lo largo de la temporada de jugadores vitales como Tomeu Nadal, Acuña, Fran García, Álvaro Arroyo, Rey Manaj, Susaeta o el mismo entrenador. Este verano también está siendo crucial con la renovación de Zozulia y de otros futbolistas como Gorosito o Alfon. Quizá el único ‘debe’ estuvo en el mercado de enero, donde las llegadas (salvo Peña y Torres) no aportaron mucho, siendo esta cuestión diferencial en los meses venideros de competición.

Tras las numerosas cesiones que tuvo el conjunto la temporada pasada, han tenido que llegar otros jugadores a cubrir huecos, Skyline no ha defraudado con la incorporación de nombres como Alberto Benito, Karim Azamoum, Steeve Furtado, Álvaro Jiménez, Brazao o Dani Ojeda.

También se han cometido errores, como ha sido el acontecido en la campaña de abonos y donde el aficionado se ha sentido perjudicado tanto con la promoción ‘fidelidalba’ como con el ascenso de precios a los carnés de socios. Ha sido una cuestión que al menos ha dividido a la afición, muchos ven injusto el precio que se ha marcado para las renovaciones como la oferta que se le ha dado a los socios que no se perdieron ningún partido el pasado curso en el Carlos Belmonte.

Eso sí, echando la mirada atrás, no hay duda de que este segundo año de Skyline a la cabeza del Albacete Balompié ha sido exitoso y ha acarreado un gran desempeño en la parte deportiva. Albacete y los aficionados al fútbol sigue de enhorabuena por mantener a la propiedad de la familia Kabchi, así como a los empleados que trabajan de manera incesante por y para el Club.