Gorosito: «Llegué a pensar en colgar las botas, irme a mí casa»

Escrito por: 5 más el descuento

viernes, 19.06.2020

Nico Gorosito ha sido el protagonista en el entrenamiento del Albacete Balompié. Tras la victoria en Almendralejo y después de la sesión de recuperación del jueves nada más aterrizar en la capital, el primer equipo ha regresado este viernes a las instalaciones del Alba para comenzar a preparar el duelo del domingo contra la SD Huesca. Entre tanto, la figura que más sobresale estos días es la del central argentino Gorosito, quien tras dos años de calvario parece que por fin vuelve a recuperar su excelente tono defensivo por el que se fijaron en el Club en 2018.

NICO EN SALA DE PRENSA

¿Qué se siente al volver a jugar un partido oficial nueve meses después?

Todavía estoy con una emoción que no puede parar en mi cabeza. Se lo comenté a los chicos, me sentí otra vez jugador, como un niño con un juguete nuevo.  Eran tantas las ganas de volver al campo, pisar el verde, volver a jugar y ayudar al equipo que pasaron muchas sensaciones por mi cabeza. Al fin llegó ese momento tras meses de calvario. Fueron operaciones y tratamientos en el dedo, y gracias a Dios pude volver. Fueron muchas buenas sensaciones.

¿Te costó dormir después del partido?

No podía dormir, mucha gente me escribió mensajes de felicitación. Viví con tanta felicidad ese momento que realmente no me daba cuenta de lo que era. Los mensajes de mis seres queridos, la gente que siempre me apoyo y creyó que iba a poder volver me emocionaron mucho.

¿Cómo te notaste durante el encuentro?

Fue mejor de lo que esperaba. Tras tantos meses parado, creía que sobre el minuto 70 u 80 iba a sentir dolor, que me iba a costar, pero físicamente me sentía muy bien. En los último minutos, que ellos jugaban al pelotazo y tenía que saltar, girar o chocar se me empezaron a subir los gemelos, pero me sorprendió a mí mismo lo bien que me noté. Además, la ansiedad por jugar era un plus. Estoy preparado para jugar el domingo, pero el entrenador decidirá. Quiero participar, está en mi cabeza.

¿Qué se te pasaba por la cabeza durante la lesión? ¿Pensaste en dejar el fútbol?

Me pasaron muchas cosas por la cabeza, llegué a pensar en colgar las botas, irme a mí casa. Estuve fastidiado casi todos los días, con la misma rutina. Intentaba ser muy optimista, pensar en positivo, pero trabajaba dos o tres días bien y tenía que parar una semana porque volvían los dolores, y así se me iban acumulando muchas cosas, estaba fastidiado en casa, con ms hijas, que creían que este trabajo es de privilegiados, que entrenas dos horas y puedes estar el resto de día en casa y no podía con ello. Fue psicológicamente duro.

Tenía a gente que me llenaba de mensajes de ánimo y fuerza que me ayudaron en esos momentos. Mi familia y mi mujer me aguantaban todo, también los cabreos. Llegaba enfadado casi cada día, con cosas que tuve que ir superando. No piensas que un dedo te tenga apartado tanto tiempo, como si fuese un tobillo o una rodilla. Eso ya está superado y ahora me centro en el equipo, en ayudar y sacar esto adelante.

¿Qué consejo le darías a la gente que está pasando un mal momento y no puede hacer algo que le guste?

Que le den valor a la vida. Yo vivo para esto, es parte de nuestro trabajo. Hay que darle valor a todo o que tengas, todo lo que te rodea, amigos, familia, todo. Hay que vivir el día a día con la mayor felicidad del mundo y ser optimista, que la vida pasa muy rápido. En mi caso pasaron los meses y de repente podía jugar. El proceso lo pasé mal, así que no hay que cabrearse, hay que vivir siempre feliz y ser optimista, es lo que me he repetido muchas veces.

¿Cómo está el vestuario tras la victoria y cómo afronta los compromisos que vienen en el Belmonte?

Estamos fuertes, entrenando a tope, con un poquito más de confianza. No sé si es una final o no, pero para nosotros todos los partidos van a serlo. Tenemos esa confianza, se sumó de a tres y fuera de casa. Ahora nos queda la espina de estar fuerte en casa. Un partido puede salir bueno, malo o mixto, pero necesitamos sumar sí o sí, hay que estar preparados para eso.

¿Cuál crees que será la clave para conseguir la permanencia?

Mantener esta línea, trabajando fuerte, más que nada trabajar el tema psicológico, tema recuperación y si alguno está ml, que lo diga y seguir para adelante. Si estamos todos bien, podemos luchar cada partido para ganar.

Estáis muchos equipos en un pañuelo y hay que seguir sumando…

Por supuesto que no hicimos nada. Nos dio el subidón, ese toque de confianza, pero todavía quedan muchos más partidos que hay que afrontarlos  de esa manera y sí o sí el Albacete se va a quedar en la categoría.

¿Qué cifra de puntos crees que puede marcar la salvación?

Debemos pensar solo en nosotros. Más adelante se irá viendo. Siempre se habla de los 50 puntos. Si se puede ganar en casa sí o sí y ahí fuera rascando puntos, lo tendremos

¿Cómo te ves respecto a otros compañeros que han tenido más desgaste esta temporada?

Necesitamos que todos estemos bien. El  míster va a tener a muchos jugadores disponibles, va a haber muchas rotaciones, ya lo comentó, y tenemos que estar bien preparados, descansar y entrenar bien y si alguien está tocado, que lo diga. Van a llegar muchos partidos, necesitaremos los puntos, como otros equipos de ahí abajo que estarán peleando. A nadie le gusta estar en esta situación.

¿Qué va a pasar con Gorosito a final de temporada?

Ya dije que me gustaría quedarme, con el tema de la lesión, que me ha costado meses de recuperación, le debo mucho al club y a afición. Ojalá me pueda quedar, no pude devolver el esfuerzo que  hicieron por mí. Más allá de eso, quiero jugar ahora y demostrar  que estoy a buen nivel.

Noticias relacionadas