Mi veredicto: Jugadores, culpables (Opinión)

Escrito por: Hugo Piña

martes, 04.05.2021

• Con el presupuesto número 12 de la categoría, el equipo se sitúa colista. ¿La culpa de quien es entonces? Si, de los jugadores, aquellos que han llevado al Alba a estar en descenso en 34 de las 37 jornadas de liga. Aquellos que han consumido 7.1 millones de euros de presupuesto.

Así es. Y así lo expreso. Me pongo a redactar y pienso, estamos en un tiempo pasado como agosto con Tomeu, Gorosito, Kecojevic, Isaac, Caballo, Eddy Silvestre, Azamoum, Diamanka, Álvaro Jiménez, Álvaro Peña, Manu Fuster, Chema Núñez, Zozulia, Ortuño… y pienso para mi, «pues no es mal equipo. Este año si». Sin embargo, pienso en el presente y me encuentro la realidad, que el Albacete es colista y que de 37 jornadas en 34 el equipo ha estado en zona de descenso.

Y llegas a la conclusión de que algo ha fallado. ¿El qué? La dirección deportiva (comenzando por el líder) y siguiendo por los jugadores. ¿O alguien acaso ha pensado que Mauro Perez primero y Toni Cruz después son los que saltan al terreno de juego? Pues eso. Tampoco Victor Varela o la familia Kabchi. Los culpables son unos jugadores que no han rendido, que no han sabido y que para desgracia del albacetismo ahora los ve en un partido y se les nota el miedo hasta en las comisuras.

Miedo, impotencia y otros muchos factores determinaron -estoy seguro- que el Albacete cayera anoche frente al Alcorcón. Pero, eso, ya no importa. La realidad es que estos jugadores, los cuales ingresan en sus nóminas millonadas no han sabido estar a la altura del Club, de sus aficionados y de una ciudad que asiente por tercera ocasión a un descenso de categoría en esta década.

Es triste. Pero reitero que es así. El Albacete jugará en Primera RFEF la temporada 2021/22 y eso no es lo que más me preocupa. Pregunten por Huelva, Murcia, Cordoba, Soria, Coruña o Santander. Entenderán mi preocupación en qué sentido se encuentra alineada. Y es que el Alba no se merecía el descenso en agosto pero sí en mayo. La reflexión es muy dura de hacerla pero más de llevarla a cabo.

El rendimiento, en mi opinión, ha sido el factor más determinante para que el Albacete haya descendido (no es matemático pero sí virtual). Ni el de los jugadores, que se han pasado 34 jornadas en descenso siendo el 12º límite salarial  de la categoría ni el de los técnicos. Ahí están los números y están los tres entrenadores y los dos directores deportivos con que se ha contado esta ominosa campaña.

¿Y la propiedad en qué lugar queda? Veremos. No sabemos cuáles serán sus siguientes e importantísimos pasos a seguir. De ello dependerá la existencia o no del Alba, pues de ellos es el Alba por mucho que nos pese a los aficionados. El Club es suyo y como tal, harán lo que mejor sea para sus intereses. Por que sí, el Albacete Balompié para la familia Kabchi y el Grupo Skyline es un interés; y un orgullo para un albaceteño. Esa es la diferencia. En todos los sentidos habidos y por haber. Y para terminar, dije más arriba que estos no son culpables, y para mi no lo son… son responsables, que no culpables. Culpables lo son de poner 25 kilos y creer en este proyecto.