El viento no pudo con los senderistas, en las dos nuevas rutas, en San Pedro y Carcelén

Escrito por: 5 más el descuento

lunes, 06.11.2023

Este sábado, día 4, y el domingo, 5 de noviembre, se celebraron dos nuevas rutas, de las pruebas de la X edición de las Rutas de Senderismo que organiza la Diputación Provincial de Albacete. Tuvieron como escenario San Pedro en la Sierra de Alcaraz; y Carcelén, en la comarca de La Manchuela. Distintas y diferentes comarcas, mismo objetivo, disfrutar del grandísimo atractivo que tienen ambas, donde los cien participantes que se dieron cita en ellas pudieron comprobar.

En primer lugar, el sábado, los senderistas inscritos visitaron San Pedro para recorrer la ruta denominada “Oriñuela”. Cuenta con un recorrido circular, de diez y seis kilómetros de distancia, con una dificultad media y unas cuatro horas y media de duración. La salida sería, a las 09.00 horas, desde Cañada Juncosa.

Aparecía una mañana con viento, en la que, tras tomar café y un rico bizcocho que habían preparado en el bar de la cercana pedanía de Cañada Juncosa, arrancaría la marcha alrededor de las 9.00 horas. Primero para adentrarse en Oriñuela, que es la zona más boscosa y quebrada del término municipal de San Pedro, situada entre los llanos de Albacete y las primeras estribaciones de la Sierra de Alcaraz. Se trata de una finca de gestión pública que recibe su nombre de una aldea abandonada, a la izquierda del camino que va desde Cañada Juncosa al Sahúco, por donde tradicionalmente andan de noche los devotos que desde San Pedro acuden a la romería del Cristo.

Comenzarían con un suave ascenso hacia la casa vieja de Oriñuela, para sortear varios barrancos ya en dirección a La Morrica de Oriñuela, punto más alto de la ruta (1172 metros) un yacimiento de la Edad del Bronce con abundantes restos arqueológicos. Es un asentamiento en altura, con cierta dificultad de accesibilidad, extraordinaria visibilidad y relativa cercanía de agua y tierras cultivables.

Desde este punto, en un trayecto más suave, llegarían hasta El Roblecillo, que se ubica en las faldas del Cabeza de Mahoma. Con sus 1284 metros sobre el nivel de mar, corona como la cúspide del término. Aquí se ubica el refugio y la fuente del Roblecillo, lugar que aprovecharon para almorzar un rico bocata de jamón y refrescos cortesía del Ayuntamiento de San Pedro.

Se dirigirían entonces hacia La Casa y Fuente de Lipe, antaño tierra de viña y setas, donde los jóvenes, y no tan jóvenes, iban antes a pasar Jueves Lardero. Pasarían también por el Campanario, unas enormes rocas en lo alto de una loma desde donde se podía observar unas vistas impresionantes.

Ya solo les restaba comenzar el descenso de nuevo a la aldea de Cañada Juncosa donde comenzaron la ruta.

EL DOMINGO, CITA EN CARCELÉN

Ya el domingo, otros 50 participantes distintos, se desplazaron al municipio de Carcelén, para recorrer la ruta denominada “Los Castillejos”. Cuenta con un recorrido circular, de 14 kilómetros de distancia, con una dificultad media y unas cuatro horas y media de duración.

Les recibiría, en la Plaza del Castillo Conde de Casal de Carcelén del Siglo XV, junto al Ayuntamiento, Antonio Moreno, alcalde del municipio, quien los acompañaría durante toda la ruta. Así, alrededor de las nueve de la mañana, y tras la foto de grupo a las puertas del castillo, comenzarían la marcha en dirección a la Fuente mayor. El ascenso empezó por el Barranco del Molino hasta llegar a lo alto de las muelas del General, con unas fantásticas vistas, y en lo más alto numerosos aerogeneradores.

Aunque durante la subida no hacía mucho viento, al llegar arriba sí que se hacía notar, así que por una senda fueron a visitar y a la vez cobijarse a la Cueva Llana, un gran abrigo hundido bajo el suelo, aprovechado por los pastores para resguardarse de las inclemencias de tiempo, al igual que en esta ocasión los senderistas para almorzar un rico bocadillo, cortesía del Ayuntamiento de Carcelén.

Cogieron de nuevo la pista que conecta los aerogeneradores, para un poco más adelante enlazar con un preciosa la senda, la de los Castillejos, con gran vegetación de pinos, encinas, coscojas, brezos y demás matorral bajo. Fueron avanzando, resguardados del viento, para aproximarse al puente de Tolonche.

Desde ahí continuarían por la senda de la umbría de Pinilla, hasta llegar a una zona donde pudieron contemplar unas fantásticas vistas al pueblo, lugar donde se celebra una carrera en las fiestas patronales en honor al Santísimo Cristo de las Eras y La Misericordia: “La Carrera de los Montones”. Un evento que tiene lugar en la noche del 23 de agosto. A las 23:00 horas, comienza el ritual, encendiendo tres montones en la cima de la montaña, tras lo cual los corredores descienden la ladera de la montaña, encendiendo a su paso un camino de fuego, portando antorchas para iluminar su camino, declarada de interés turístico regional. 

Entonces les restaría descender en dirección a la fuente de los Pimentero y pasando por los antiguos lavaderos municipales, muy bien conservados, antes de llegar de nuevo al punto de partida en el Castillo del Conde de Casal, que pudieron visitar y disfrutar de sus magníficas vistas desde lo más alto de su gran torreón.

En definitiva, dos fantásticas rutas, con paisajes semejantes, con algo de viento, que no impidió hacer disfrutar a los cien participantes que se han dado cita en ellas. Rutas de gran atractivo natural y paisajístico, que cada vez tiene más seguidores y que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizado por la Diputación Provincial de Albacete.

El próximo fin de semana, los participantes visitarán Valdeganga, el sábado 11, en una prueba denominada “Las ramblas del Batan y la Rodera”, circular, de una dificultad técnica alta, de 12 kilómetros de distancia y unas cinco horas de duración. La salida está prevista, a las 9 de la mañana, desde la Plaza Mayor del municipio.