Escrito por: Javier Robla

sábado, 06.10.2012

El Alba afronta un viaje de cerca de 36 horas en el que irá a uno de los desplazamientos más lejanos de la categoría. El San Fernando recibe al club manchego que necesita ganar como sea, que es el rey del empate en España, y al que no le sirve de nada sumar de uno en uno. Aunque las condiciones del choque, con numerosas bajas en los visitantes, no hace presagiar nada bueno. Mucha presión en el conjunto de Antonio Gómez que en la séptima jornada de liga llega con sólo una victoria.

Ambiente totalmente opuesto al San Fernando, equipo recién ascendido y que está situado en duodécima plaza con los mismos puntos que el Albacete. Con un equipo joven, manteniendo el bloque del ascenso y con mucha calma, el equipo gaditano está consiguiendo con relativa facilidad salvar la categoría, incluido buen juego en estos seis partidos.

Que el Alba esté situado a la par que un recién ascendido es sinónimo del estatus actual de los blancos. Con el ánimo en la afición muy tocado tras la no victoria del domingo, volver a no conocer la victoria significaría terminar de desconectar definitivamente con la afición, puede que para lo que resta de temporada. Y es que de ganar el Cartagena y no conseguir ganar el Albacete triplicarían en puntos a los manchegos. Demasiado duro para la afición mirar esa tabla clasificatoria.

No es un campo al uso el de Bahía Sur en comparación con la imagen que se suele tener de un campo del sur. Ancho, grande, buen estado del césped e ideal para el juego de un gran equipo. Además con pista de atletismo, lo que siempre es un factor importante para un equipo visitante. Aunque el equipo gaditano es equilibrado, falto de calidad individual y sobre todo muy compensado. Le afecta la falta de pegada arriba pero lo suple con una colocación y labor encomiables, y puede ser un partido de 0-0. Y no les importa jugar al contragolpe.

El parte de bajas del Albacete Balompié no parece de un equipo de futbol. No están Adriá ni Santamaría. Tocado, aunque viaja, David Alba, que es la mayor duda en el once de los de Gómez. Además Tete, Martins y Raúl Ruiz tienen distintos problemas físicos pero en teoría deben poder ser de la partida, aunque quizá no al 100%. Viajan los canteranos Carlos y Piojo que pueden debutar.

Otra lista importante de bajas está en el San Fernando. Masegosa no podrá contar con el delantero Pablo Pallarés y con Polaco, ambos expulsados la semana pasada. Por otro lado recupera para la punta del ataque a Ñoño. Además puede repetir titularidad el jugador cedido por el Xerez Adri Cuevas, y en la banda izquierda puede entrar también Eric. Con la baja de Pallarés, Antoñito tiene una buena oportunidad de conseguir ser titular, aunque lo más probable es que de nuevo empiece el partido en el banquillo. Tratarán de reforzar el centro del campo buscando solidez en el juego.

OJO A: Antoñito. Por nombre es jugador mínimo para la 2ª división, pero sólo por nombre. Si un jugador entra en ligera decadencia a partir de su edad, Antoñito ha caido en barrena. No ha marcado aún en la liga y lleva 2 tarjetas amarillas: éso es todo. De hecho ni es titular y en ocasiones ha llegado a ser hasta el cuarto delantero del equipo. Hizo el año pasado 10 goles en el Atlético Baleares y aunque llegó de fichaje estrella del San Fernando, los problemas físicos y la falta de continuidad no le dejan rendir. No obstante, el que tuvo, retuvo.

EL TAPADO: Pedro Carrión. Caso totalmente contrario al de Antoñito. ¿Cómo un jugador de 34 años ex del Tomelloso puede representar una amenaza para el Albacete? Principalmente porque el año pasado hizo 40 goles sólo en liga, siendo el segundo máximo anotador de la 3ª división en toda España. No muy alto pero corpulento, lento, que sabe usar el cuerpo, delantero de los que conoce sus limitaciones y aprovecha sus ventajas. Muy buen rematador, especialmente de cabeza. Hace muy bueno al otro delantero y a los medios, que aprovechan los huecos que genera. Letal arriba.
CLAVES DEL PARTIDO:

– Dejar la portería a cero: Aunque la defensa del San Fernando es una de las mejores del grupo, el Alba debería poder romper ese muro. Y tan importante como anotar, es hacer que el rival no marque. Si los manchegos no reciben gol, es prácticamente segura su victoria.

– Tener calma, ser más listos: El oficio es algo que está faltando este año en los visitantes mientras que sobra en los locales. Saber leer el partido, no volverse locos y saber usar tus armas debe ser suficiente para conseguir los puntos. Siendo consciente de lo que puedes y no puedes hacer.

– Juego aéreo en jugadas de estrategia: Los gaditanos son un equipo con gran estatura. A lo que hay que unir las “pájaras” que le entran a la defensa albaceteña que defiende en zona este tipo de jugadas. Con lo cerrado de estos partidos, encajar algún gol así resulta definitivo al final.

Lo peor del partido es la incesante necesidad en el equipo visitante mientras que el local tiene la situación contraria. Y es que sin importar el rival ni la manera de conseguirlo, el Albacete necesita tres puntos para al menos dar algún atisbo de esperanza esta campaña. Y además necesita que sea el comienzo de una racha de varios partidos si no con victorias, al menos con muchos puntos. Pero con lo que sufre para ganar, una locura pensar más allá del domingo a las 17:00 horas.