Escrito por: Javier Robla

domingo, 07.10.2012

Ocasión de oro que perdió La Roda para situarse en los puestos de arriba del grupo ante un rival que tendrá problemas para mantener la categoría en un partido que nadie entiende como pudo plantear así el equipo local.

Muchos pensaban que entre los puntos de El Palmar de Sanlúcar y de la visita del Loja se podían sacar seis puntos. Una vez perdido el encuentro en Sanlúcar, este encuentro quedaba como una ocasión de oro para volver a sumar, para dejar atrás las sensaciones de aquel infructuoso día y para demostrar, ante todos, que aquí está La Roda. Uno de los primeros días en el que los rodenses jugaban como el grande del partido, y un partido que ha demostrado que ese papel le queda aún muy grande en la categoría.

Primero por el planteamiento desde el banquillo. Con una alineación propia de una competición menor, de rotaciones, y difícil de explicar. Principalmente porque se quedaban en el banquillo dos hombres básicos en el esquema como Sergio Ortiz y especialmente Megías, que para muchos no tiene ningún suplente en la plantilla (y como al final se ha acabado demostrando). La Roda sólo tiene un delantero puro y jugar sin él es de locos y de un planteamiento extraño.

Pero no eran los únicos hombres en el banquillo: Efrén era titular en la portería y se sentaba en el banco Bocanegra, así como Patuso volvía a ser titular por Juanjo. Un once inexplicable, al que habrá que dar muchas vueltas durante la semana porque castiga a hombres que han sido muy importantes para el equipo y que deja entrever problemas mucho más graves que la situación deportiva. Aarón hacía de improvisado delantero y Pablo García de mediapunta.

La calidad del centro del campo local no deja de ser enorme, y más cuando juegan seis centrocampistas en el equipo, pero los primeros minutos demostraban lo que sería el resto del choque para La Roda. Abrumadora superioridad en el centro del campo, y nadie que rematara los balones. Aarón centraba el primer balón y minutos después Berni ponía otra desde la otra banda, pero sólo algún aislado remate de Jordi Pablo podía poner en dificultades a Tejera. Los pases y centros llegaban pero no había nadie para rematar esos balones.

Además, atrás volvía Pelegrina como central tras más de un mes de lesión junto a Castellanos, los dos únicos centrales sanos que tenía Rojo hoy. Y tuvieron muchos problemas ante la velocidad de Gato que se vio acompañado de la calidad de Juanma Ortiz arriba. Entre ambos ponían el peligro en el área rodense que Efrén, acertadamente, tenía que despejar sin mucho trabajo. El primer tercio de partido fue un quiero y no puedo de La Roda que colgaba balones y buscaba a Tejera pero no podía entrar ni podía rematar ningún balón: Espínola tuvo la mejor ocasión en un tiro con escaso peligro en el minuto 23. Ni Aarón, ni Pablo García, ni Berni, ni Jesús García, encontraban arriba rematador a sus pases.

En una aburrida primera parte el Loja también tuvo alguna oportunidad, sobre todo Gato. A la contra los granadinos montaron una buena estrategia, donde Gato remataba fuera en el minuto 27, y tuvo la mejor al borde del descanso en un error de Castellanos que se come el balón y deja a Gato solo ante Efrén, que realiza una estupenda parada en el mano a mano y mandó el partido al descanso, con mucha más posesión de La Roda pero una nula sensación de peligro, con un Loja flojísimo en defensa pero que no necesitaba más para salvar el empate en el Municipal.

Pocas novedades traería la segunda mitad, con mismos problemas en los locales y misma formación en los visitantes. Incluso tuvo el Loja la mejor ocasión a balón parado en la que Juanma Ortiz no atinaba a mandar a puerta un buen golpe franco. Hasta el centro del campo de los locales empezaba a decaer fruto del cansancio y de no encontrar la ruta que le llevara al gol. Cuando Ortiz y Megías se disponían a arreglar los problemas de La Roda, llegó el factor que cambió el choque: segunda tarjeta amarilla para Berni de la Cruz en el minuto 61. Se quedaba La Roda con uno menos durante el último tercio de partido. En seis minutos Berni había visto las dos tarjetas amarillas.

Ante tal coyuntura hasta el empate se hacía bueno, pero los locales no sabían si cerrar atrás o apretar adelante. El corazón decía de atacar, pero la cabeza pedía un empate sin arriesgar. Rojo debió obedecer al corazón porque en el minuto 66 introdujo al campo a Sergio Ortiz y a Megías, pero sustituyendo a Pelegrina, además de a Jordi Pablo. Por lo que La Roda se colocaba con defensa de tres con Patuso, Castellanos y Góngora.

Era demasiado tarde y complicado para arreglar los problemas de la hora anterior, y con este esquema La Roda se cayó cual castillo de naipes. Al minuto del doble cambio, Ramiro remataba de cabeza un rechace de Efrén a un tiro anterior y hacía el 0-1 en el marcador, sin que el meta local pudiera hacer nada.

Con el marcador a favor, la defensa del Loja ya fue un frontón contra el que chocaba continuamente el ataque de La Roda. Los jugadores locales parecían mentalmente fuera del choque como sin poder creer cómo podía haber pasado semejante partido. El equipo más goleado de la categoría y penúltimo clasificado estaba a punto de largarse del Municipal con su segunda victoria en su historia en la 2ªB. Incluso estuvo más cerca el segundo gol granadino que el empate de los rodenses, con Juanma Ortiz que se quedaba arriba esperando que le llegara algún balón y aprovechando la escasez de efectivos atrás.

La mejor ocasión para el empate la tuvo Aarón en el minuto 84 rematando el rechace de un tiro de Sergio Ortiz, pero ambos se encontraban bien con el error local o bien con Tejera que se encontraba bastante acertado. Sólo un gol ha encajado el meta ex del Huracán que empezó el año como suplente. Difícil de explicar y más aún de entender lo que pasaba en La Roda, cómo un equipo que pensaba en sacar puntos y mirar arriba se encuentra no sólo con una derrota en un partido que debió ganar, sino con una situación que enrarece el estupendo inicio de campaña de los rojillos.

Error de planteamiento, error de ejecución, error atrás y error arriba. Partido que saca todo lo malo posible de La Roda, que aviva los fantasmas de Sanlúcar, que apunta hacia determinados jugadores con mala actitud y que rompe toda la dinámica de un equipo que quizá hacía demasiado, pero que vale mucho más de lo demostrado en este partido. Mucho que pensar en la mente de los de Rojo.
Alineación La Roda:

Efrén; Patuso, Pelegrina (Sergio Ortiz, min. 66), Castellanos, Góngora; Berni de la Cruz, Jesús García, Raúl Espínola, Jordi Pablo (Megías, min. 66); Pablo García; y Aarón.
Alineación Loja:

Tejera; Choco II (Toni, min. 87), Rubén Peces, Nino, Benji; Oli, Darío Ruiz (Sillero, min. 90), Ramiro, Gámiz; Juanma Ortiz y Gato (Pedro Corral, min. 79).
GOLES: 0-1 Ramiro, min. 68