Escrito por: Javier Robla

martes, 09.10.2012

Ayer comenzó la primera fase de la ampliación de capital del Albacete Balompié, que tendrá como capital 3’7 millones de euros. Esta mañana hablaba Matías Martínez sobre los movimientos administrativos del club a este respecto, en el que tan importante es cubrir la ampliación si no completa, al menos en su mayor parte, aunque es prácticamente imposible.

Todos los reclamos a posibles accionistas pasan por «comercializar» la marca Iniesta y la relación de éste con el Alba. El club sabe de la importancia de una figura mundial en el club y vender su afinidad con el de Fuentealbilla puede atraer a inversores externos al club. Sin embargo, que los inversores sean externos es precisamente lo que quiere evitar el club.

Por éso se quiere tirar de figuras del albacetismo. Figuras del ayer, personajes que vistieron la camiseta blanca, que vivieron los grandes tiempos del Belmonte y que sienten al Albacete. El club esta mañana ha hecho un llamamiento a todas esas figuras, y al respecto, han declarado que «trataremos de que acudan a la ampliación figuras relevantes, ex jugadores del equipo y ex entrenadores»

Se va a solicitar que acudan a la ampliación a hombres como Benito Floro, Santi Denia, Fernando Morientes, Ismael Urzaiz, Iván Helguera, Aitor Ocio o incluso Juan Ignacio Martínez, que sólo fuera entrenador del Alba durante unos meses. Todo con tal de evitar que el club acabe en manos ajenas, ya sea en un grupo inversor o en otros nuevos accionistas.

También se ha señalado hacia ex presidentes de la entidad y en general hacia todo aquel que haya tenido algo que ver con el Alba. Todo por tratar de salvar la entidad. Y es que el accionariado del Alba está tan repartido (por la etapa de Ubaldo González en la que a los socios se les regalaba también una acción) que se quiere llamar a todo accionista para que acuda a esta fase de la ampliación, la primera de ellas y que tendrá una duración cercana a un mes.

Lógicamente de no poder cubrir estas fases no quedará otra alternativa que buscar inversores externos (la famosa maniobra del grupo inversor chino) para tratar de cubrir la totalidad de la ampliación. Lo que sea con tal de que el Albacete Balompié siga existiendo.