Yo no voy a dejar que el Alba desaparezca

Hoy tuve la suerte de poder asistir a una nueva rueda de prensa en el Carlos Belmonte, donde estábamos todos los medios citados para que el presidente, Aurelio Milla, nos explicara cómo estaba la situación económica del Alba y como sería la tercera fase de la ampliación de capital.

Comienza el Presi a hablar y el contenido de sus palabras es tan duro como una roca, cada palabra que dice, cada frase que lanza nos va dejando a cada uno de nosotros mas helados, “El Alba se muere” ,puf, lo escribía en los apuntes y no me lo podía creer. Más de 3 millones y medio de deuda (algo que no nos sorprende a nadie hoy por hoy) pero que con las ampliaciones de capital anteriores la cifra era de 15.000 € lo recaudado. Cantidad a todas luces insuficiente y que hace de la situación mucho más crítica de lo que algunos esperábamos.

Creo que ese es uno de los principales problemas, que no nos esperábamos que esto fuera tan serio, duro, áspero, “el equipo mendigará el año que viene para continuar” se oía en la rueda de prensa, no podía conseguir imaginarme al Alba en esta situación, a MI Alba no. Yo pensaba que sí, que estábamos mal pero que podíamos seguir, que poco a poco ya se pagaría, pero han estado trabajando la gente del club y no han conseguido paliar esta situación. (No me quejo de su trabajo, al contrario) La situación global en España es la que es y bueno, de las gestiones financieras de años anteriores no las voy a poner en tela de juicio hoy porque no corresponde.

Soluciones que pasan por el aficionado medio, empresas y empresarios, que seguramente en su momento han ido como encabezados del Albacete Balompié en su época de auge, ahora están agazapados y quietos esperando que venga “el chino ese” del que tanto se ha hablado y tan poco se ha corroborado.  La verdad es que estamos solos, y es muy probable que nadie venga a solucionar problemas ni de un día a otro se arregle como por fortuna le pasó al Real Oviedo.

Lo que estás leyendo son palabras de un aficionado más del club, que está tan dolido, preocupado y triste como tú, lo único que puede decir es que yo voy a ayudar, ¿cómo? ¿dónde? ¿cuánto? Pues son cosas que tengo que mirar para ver de mis posibilidades como un chico joven más que está en una situación difícil pero que no quiere que se le vaya su Alba de su corazón. Que aunque a veces nos desespera, nos enfada, nos entristece este equipo pero que también nos ha dado muchísimas alegrías, mas grandes o más pequeñas. La última hace apenas un año en el Vicente Calderon venciendo al hoy todopoderoso Atlético de Madrid de Falcao y compañía o, en menor medida, con su victoria de ayer en Lucena.

Pero lo que no quiero consentir o permitir es que este escudo, afición  y olor a domingo de partido cuando vas subiendo la Avenida de España y ves toda la gente que va como tu al estadio, si vas en coche mientras vas escuchando la previa en la radio sabes que tendrás suerte si encuentras aparcamiento rápido, y si no te toca ir hasta la universidad para llegar al estadio al oído de “4 bolsas de pipas veinte duros” (no creo que esa imagen se me olvide cuando era solo un niño). Sinceramente yo me he criado en el Belmonte, algunos años falté, pero siempre que no iba estaba pendiente del resultado. Y quiero que mis hijos crezcan también viendo al Albacete Balompié en el campo, contadles mil batallas, explicarle la historia y los jugadores que han pasado, eso es lo que quiero y seguramente lo quiero tanto como tú.

No puedo pedir que el aficionado trabajador se haga cargo de esta cantidad de dinero, pero si podemos hacernos escuchar, los medios de comunicación nacionales, internet, debemos dar toda la guerra que podamos para poder continuar ver como el Albacete en próximos años nos siga dando estos pesares o alegrías que son firma inconfundible de la ciudad, región y de mi forma der ser como aficionado al fútbol y como persona.

#Compra 1AccionDelAlba

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

6 Comentarios en Yo no voy a dejar que el Alba desaparezca

Dejar un comentario