Historias del ascenso: perdió su puesto de trabajo por no perderse al Alba

No aguantó más

David Rovira, al fondo, segundo por la derecha
David Rovira, al fondo, segundo por la derecha

David Rovira llevaba dos meses trabajando como repartidor en una empresa de comida en Albacete y el pasado domingo le tocaba trabajar. Por eso, no pudo estar presente en el Carlos Belmonte en el inicio del partido pero conforme pasaban los minutos sus nervios fueron en aumento hasta que no aguantó más y decidió ir con la moto a ver los últimos minutos del Albacete- Valencia Mestalla y tras certificarse el ascenso quiso estar en la celebración en la Fuente del Parque. La empresa, al enterarse de que este joven aficionado se ausentó de su puesto de trabajo, decidió extinguir la relación contractual que les unía y Rovira vuelve a estar en situación de desempleo.

El profundo sentimiento por el Alba le hizo no aguantar más y, a pesar de que le tocaba trabajar, no dudó en irse a medio a vivir el final del partido y a celebrar el histórico ascenso del equipo de su ciudad. Y eso aun a costa de quedarse sin trabajo… es una de las historias que deja el ascenso del Alba.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

1 Comentario en Historias del ascenso: perdió su puesto de trabajo por no perderse al Alba

Dejar un comentario