Dos penaltis claros no pitados en Tarragona que siguen escandalizando al albacetismo

Increíble

Dos acciones sirvieron en la tarde de ayer para ser conscientes de que los colegiados no están siendo justos con el Albacete en este nefasto e histórico comienzo de liga. Pero si a los malos resultados y juego en entredicho le sumamos la falta de veracidad de los colegiados sobre el verde, lo cierto y verdad es que la afición del equipo blanco tiene motivos suficientes como para deprimirse. Nada está de cara y todo sale de color rojo.

Las dos acciones a las que nos referimos ayer son un más que penalti punible sobre Héctor Hernández en el minuto 21′ de partido, momento en que el grancanario se internó en el área para terminar siendo derribado por su par. Pulido Santana se hizo el sueco y no advirtió intencionalidad en un penalti bastante claro que se suma así a la cadena de errores en contra que ha sufrido en sus carnes el equipo de Aira.

La segunda acción y más clara todavía fue la de Roman Zozulia en la segunda parte, momento en el que incluso le sacaron la amarilla por simular falta y por ende penalti. Pulido Santana perjudicó con más vileza la actuación manchega en Tarragona. Las imágenes volvieron a quedar claras y sobre todo, manifiestas en contra del colectivo arbitral hacia el Alba en este comienzo de curso 2017/18.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario