Armisticio en el Carlos Belmonte (0-0)

Escrito por: Hugo Piña

sábado, 16.12.2017

Albacete y Zaragoza acordaron empatar (0-0) un partido en el que la falta de ocasiones claras de gol fue la tónica dominante de una gélida noche en el Carlos Belmonte. Dani Rodríguez a los cuarenta segundos y Fabián Espindola en el 40′ de juego dispusieron de las dos mejores ocasiones de gol para un Albacete que despide el año sin conocer la derrota en su feudo

 

Último partido del 2017 en el Carlos Belmonte de un Albacete Balompié que recibía al Real Zaragoza. Histórico en apuros que arribaba al feudo manchego con la necesidad sumar tras su mala dinámica. Martín y los suyos por su parte, tras el triunfo de hace siete días en el mismo lugar ante el Valladolid y alejados de la zona de descenso desde hace más de un mes, arrancaron el partido con el primer acercamiento a los cuarenta segundos de Dani Rodríguez. Su disparo sería interceptado en el último suspiro por la zaga aragonesa, evitando con ello el primero de la noche en el Belmonte.

 

Tras ello y como el ambiente (pobre entrada volvió a registrar el coliseo blanco) el choque se tornó frío. Y es que ni manchegos ni maños despuntaban en el ritmo de un partido en el que las ocasiones llegaban a cuenta gotas. De hecho, los siguientes acercamientos para un Zaragoza que parecía comandar en algo más el tempo del partido. Un balón al larguero tras una falta inexistente en el borde del área y un disparo desde la frontal era el bagaje de los pupilos de un Natxo González que veía con buenos ojos el devenir del mismo.

 

Pasada la media hora y con un Zaragoza cuasi volcado llegaría otra gran oportunidad de los albacetistas a la contra. Espíndola, con la ayuda del defensor, a punto estaría de anotar el primero de la noche tras una acción que dejaba claras las intenciones argumentales de unos y otros en el Belmonte.

 

Sin embargo, en los últimos compases de la primera parte sí se pudo ver a un Alba más incisivo, con buenas combinaciones y con dos finalizaciones de Espíndola que a punto estuvieron de ser el primero de la noche. Al palo disparó el ariete mejicano Fabián tras una buena combinación con Zozulia, si bien la mala fortuna del sudamericano está siendo en la primera vuelta altamente notable.

 

 

La segunda parte comenzaría con unos derroteros similares a los planteados anteriormente. La nota positiva fue el debut de Adri Gómez, quien sustituyó a Gaffor en el tiempo de asueto. En referencia al partido, el equipo visitante intentaba contemporizar el juego buscando a sus dos puntales como Iglesias y Toquero mientras que el Alba seguía siendo dominado por su contrincante. De hecho, uno de los pocos acercamientos al marco de Ratón fue un tímido disparo de Néstor Susaeta que apenas pondría en peligro a los visitantes.

 

Un centro del excelso David Morillas mediada la segunda parte sería otro nuevo aviso de los chicos de Martín en un partido en el que la igualdad fue una de las constantes. La salida de Bela reprodujo algo más de dinamismo en la medular albacetista aunque la falta de remate disponía de un insulso partido. Poco después y en lo que parecía una firma pactada por el 0-0, Enrique Martín daría entrada a César de la Hoz para disponer de mayor contención en el centro del campo.

 

Con Adri Gómez renqueante y con el miedo a perder en ambas escuadras, los minutos finales tan solo sirvieron para aumentar el frío en un Belmonte que acogió la peor entrada del curso presente y que no veía fluidez en los suyos. Finalmente y con los últimos arreones de los locales finalizaría un partido que deja a los manchegos sin conocer la derrota en su estadio aunque con el sabor de no haber aprovechado bien las argumentaciones.