Erice va a más

En este Alba

Jon Erice durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva 'Andrés Iniesta'/Hugo Piña

El mediocentro navarro ha pasado de ser incomprendido por algunos sectores de la afición a ser uno de los incontestables por la grada. El aporte vitamínico que ofrece en el pivote defensivo comienza a cimentar los triunfos del Alba, mientras que su tesón a la hora de ser el ‘cuarto central’ hace que el tridente defensivo se sienta más cómodo con un tipo como Jon Erice.

Lo cierto es que al mediocentro navarro le está costando contar con el beneplácito del Belmonte, si bien y como siempre ha mantenido el jugador, no ha venido a La Mancha para agradar a la gente si no a trabajar para el equipo. Y de momento lo está cumpliendo con creces y sobre todo con tardes como la del pasado sábado ante el Valladolid.

El pegamento entre la defensa y el centro del campo, la vitamina reconstituyente en la zona más oscura y hasta el constructor del juego que comienza en la parcela defensiva. Y todo con un criterio y una fiabilidad casi germana. Ha hecho olvidar a un Gálvez que era primordial en este Albacete y ha renovado la ilusión en un jugador que, por su corte estratégico, cuesta ver en el campo.

 

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario