Martín los pone firmes y es literal: «¡Con este ritmo no vamos a ningún lado!»

Escrito por: Hugo Piña

viernes, 08.12.2017

Ocurrió en la sesión del pasado miércoles en el verde de la ciudad deportiva. Momento en el que el cuadro manchego se situaba en la realización de uno de los habituales ejercicios con balón y cuando apenas habían transcurrido veinte minutos de sesión.

Para entonces y sin mediar palabra previa, el preparador Enrique Martín Monreal comenzó a elevar un tono -claramente de mosqueo- para con el grueso de sus jugadores. Literalmente y tras apenas veinte minutos de sesión, ‘la bruja de Campanas’ espetaba lo siguiente: «¡Con este ritmo no vamos a ningún lado!».

El preparador albacetista, intenso como pocos en cada acción de los suyos, advirtió una cierta falta de carácter en sus chicos, mediando primero con algunas directrices de forma literal y que se pudieron escuchar por todo el campo de entrenamiento. Después de ello, y con el mosqueo todavía visible en sus gestos, Martín decidió parar la sesión y reunir a todo el grupo en el centro del campo.

La intensidad, caracter y dinamismo son aspectos fundamentales en un Enrique Martín que a la más mínima que no ve a los suyos al cien por cien no se ‘arruga’ ni se corta. Paró la sesión y tras ello el de Campanas dio la orden de proseguir un entrenamiento que duró más de lo habitual.