El Alba no sabe lo que hacer con él

60,3 de posesión

Es así. En el día de ayer y con un Alba superior a su rival durante gran parte del partido, el equipo que dirige Enrique Martín se vio abocado a dominar a un CD Tenerife que le ganó la batalla. ¿Y por qué se la ganó? Porque el equipo de Martí estudió y muy bien a un Albacete que, por primera vez esta temporada, ganaba la estadística de la posesión a un rival.

Dicho y hecho, el Alba ganó por primera vez dicho guarismo y evidenció lo que todo hincha manchego se temía: no sabe el equipo lo que hacer con el esférico. Y es que tener la posesión no es sinónimo de victoria y al cuadro de Martín, perdiendo siempre el porcentaje de la posesión le ha ido siempre bien. Sin embargo ayer y ante un Tenerife que había estudiado a la perfección a su rival, se decidió a contemporizar el juego, a ‘atascarse’ en la zona media y sobre todo a errar de cara a portería rival.

La idea central de Martín ante el Tenerife se vio variada y ello le costó al Albacete un partido que tenía en su poder, con ventaja en el marcador pero también en el pasto con superioridad numérica. Por ello y con un 60,3% de posesión se pudo ver como el equipo manchego le cuesta disponer del cuero y sobre todo le cuesta perder una identidad que, pese al traspiés de ayer en casa, sigue teniendo.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario