1-1: El Alba se abona al empate

La crónica

Momento del Almería - Albacete de la Liga 123. LA LIGA

Empate a un gol entre Almería y Albacete en un partido en el que los manchegos desperdiciaron la ventaja y el nerviosismo local. En los compases finales de partido, Motta igualó de cabeza e hizo volar la opción de sumar los tres puntos para los de Enrique Martín. El Alba suma con este su segundo empate de manera consecutiva en apenas cuatro días, quedándose con 46 puntos

Con algunas variaciones respecto al partido disputado tres días antes en Huesca y con la sorpresiva suplencia del máximo goleador del equipo, Martín Monreal inició un partido en el que sus chicos se plantaron ante un Almería que desde el primer minuto se vio atenazado por la situación en la que se encuentra.

El Alba, y pasados unos minutos, llegó en su primer gran acercamiento al área de René tras un gran movimiento de Aridane Santana, quien disparó a bocajarro pero en el que su chut no encontró el premio del gol en una fase inicial de partido en la que los manchegos se mostraban solventes de Erice hacia atrás. Con la cobertura de Gálvez en el doble pivote y con un Almería que se encontraba falto de ideas, en donde Estupiñán y Pozo estaban siendo las únicas bazas almerienses, el equipo albacetista se encontraba atipicamente cómodo en su juego, desplegando el equipo con confort y manteniendo a su vez a raya las envestidas del rival.

Y entre tanto, Jon Erice se inventó un pase milimétrico a Aridane Santana, quien dio el pasito hacia delante para anotar el primer tanto de la tarde en los Juegos del Mediterráneo en el 22′. Tercera anotación del delantero canario y asistencia providencial de Erice, quien volvió a refrendar su gran estado de forma con la elástica del Alba. Resaltar que tras el gol, los locales se vinieron arriba pero sin apenas clarividencia, pues la zaga manchega se mostraba una y otra vez elocuente en todos sus actos.

En una primera mitad brillante de los de Martín, éstos encontraron la única nota negativa en la lesión de Jeremie Bela, quien solo y al ir a controlar un balón se lesionaba muscularmente. Acuña salió en sustitución del mediocentro franco-congoleño y José Ángel Pozo, del Almería, también se uniría a la nómina negativa de la tarde en tierras andaluzas. Como fuere, el Alba se marchó a vestuarios por delante con el tanto de Aridane Santana, mostrando el equipo una sonrisa de oreja a oreja en el que fue su camino a vestuarios.

 

Ya en la segunda parte y con el marcador a favor, y sobre todo, como era de esperar, el equipo de Martín se colocó en posiciones de retaguardia para defender el botín e intentar recoger a la contra la sentencia. Achuchó y mucho el equipo almeriense, que rápidamente agotó los cambios por parte de un Alcaraz que no lo veía nada claro.

El Albacete lo intentó a la contra, agazapado atrás y defendiendo como gato panza arriba un resultado magnifico en los Juegos del Mediterráneo tras el tanto de Aridane. Acuña dispuso de algunas acciones ofensivas como así también Bittolo, sin embargo la faltó fe en los metros finales de un equipo que, una y otra vez se defendía a la perfección.

Pablo Caballero para el Almería tendría la primera gran ocasión de los locales tras un cabezazo que se marcharía al poste de Tomeu Nadal. Con Zozulia ya en el campo y con los almerienses totalmente volcados al campo manchego, el Albacete seguiría sufriendo ante un Almería que se jugó el todo por el todo en los instantes finales. Cifu, el lateral de largo recorrido, volvería a entrar por Dani Rodriguez en unos segundos finales en los que Enrique Martín y los suyos seguían defendiendo el resultado a favor.

Sin embargo, tanto va el cántaro a la fuente, que al final se terminó rompiendo. Marco Motta, en el 84′ de partido y de cabeza, igualaría la contienda de manera merecida. Y es que el Albacete no estaba ofreciendo mérito alguno del triunfo en los segundos cuarenta y cinco minutos, defendiéndose únicamente y aletargando lo que finalmente llegó. En los instantes finales se pudo ver como el resultado beneficiaba a los dos equipos, pues ninguno quería perder el encuentro de esta tarde en los Juegos del Mediterráneo.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario