Malestar en el vestuario del Alba con los arbitrajes recibidos en casa

De puertas hacia dentro

Aunque públicamente los jugadores del Alba no se quejan por el asunto arbitral, lo cierto es que todavía ‘escuecen’ los arbitrajes de algunos colegiados cuando el equipo ha jugado en casa, ante su público y con la situación clasificatoria todavía por definirse.

Y es que el colmo del malestar que se vive en el vestuario del Albacete Balompié es notorio tras comprobar -una vez más- cómo cuando los árbitros llegan al Carlos Belmonte, los criterios de estos se disparan y no precisamente a favor de un equipo que el pasado sábado volvió a comprobar en sus carnes como el Rayo Vallecano se llevaba el triunfo merced a un gol en clara posición antireglamentaria.

Pero no solo fue el gol del Rayo lo que terminó por enfadar al vestuario del Alba, si no las dos graves acciones en las que Ba, jugador del Rayo, tuvo que ser expulsado. Primero por un codazo clarísimo a Dani Rodríguez que Varón Aceitón vio (señaló la falta) pero no se atrevió a mostrar la segunda cartulina. Segundo por una falta a destiempo de Ba hacia Bela, en la banda y sin justificación ninguna. El francés incluso aludió en sala de prensa que fue roja.

El partido ante el Rayo Vallecano hizo denotar el gran enfado existente hacia el colectivo arbitral que llega a La Mancha desde la visita del irreverente Figueroa Vázquez, colmando en aquella tarde los enfados de un entorno que comienza a cansarse ya tras el despropósito (errores en mano con recursos visuales) de los trencillas hacia un Albacete que afortunadamente se encuentra en mitad de la ‘nada’ clasificatoria.

Para fortuna del Alba y de sus aficionados, y sobre todo de seguir esta dinámica de los colegiados en el Carlos Belmonte, al equipo cabe resaltar que de los 9 partidos que restan para la conclusión del campeonato, solo 3 (Reus, Cádiz y Barça ‘B’) serán en el feudo manchego. Un alivio en toda regla para los intereses de equipo y afición.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario