Arroyo y Tejero, polivalencia defensiva al servicio de Ramis

Escrito por: Hugo Piña

viernes, 03.08.2018

La mejor forma de jugar al fútbol es jugar donde sea. Y esa, parece ser la forma de pensar tanto de Álvaro Arroyo como de Álvaro Tejero, quienes compaginan su posición ‘real’ en la teoría con otras más ‘prácticas’ para el técnico del Albacete Luis Miguel Ramis Monfort.

Los defensores madrileños son sin lugar a dudas un gran y alentador comodín para el técnico tarraconense del Alba, puesto que tanto Arroyo como Tejero han venido incrustándose en casi cualquier posición de la zona de cuatro defensiva pese a ser en la realidad unos siempre complejos laterales derechos.

Y es que la vida de un lateral no es precisamente fácil. Ni mucho menos en la compleja y competitiva Liga 123 en la que los flancos suelen ser, casi siempre, objeto de críticas por las envestidas de unos jóvenes hambrientos que se encuentran ante el paso de sus vidas de poder jugar en la denominada mejor liga del mundo.

 

El Albacete, afortunado de contar con la polivalencia de estos dos madrileños

Alvaro Arroyo podría denominarse como el ‘triturador’ de compañeros. Y es que al menos en el Carlos Belmonte, nadie, absolutamente nadie ha conseguido hacerle sombra. Ni en 2B ni tampoco en 2A. El ex de Rayo y Getafe ha conseguido algo que hacía tiempo no se atisbaba en La Mancha como el de tener a un tipo fiable en uno de sus flancos. Arroyo lo ha conseguido y desde que está aquí, el Alba, además de contar con un lateral derecho, también cuenta con un responsable central.

Alvaro Tejero es el compañero de Arroyo. De ‘Alvaros’ va la cosa y en el caso del madridista (cabe recordar que estará cedido por el Real Madrid la próxima temporada) también es lateral derecho. Teóricamente se solaparían ambos defensas en su trabajo por el carril del Belmonte, si bien la polivalencia del villalbino Tejero hace que pueda actuar tanto en la derecha como en la izquierda. Y a buen seguro que el técnico Ramis ya lo ha probado y sabe de las cualidades de este en el eje de la zaga, aportando gran versatilidad a la plantilla y no encorsetándose a lo que diga la teoría.