Emotivo aplauso para Martín y sentido minuto 18′ el que brindó el Belmonte

Escrito por: Hugo Piña

sábado, 03.11.2018

El encuentro de anoche ante el Nàstic dejó dos gratas acciones en las que el aficionado del Albacete Balompié representó con orgullo un escudo y un sentimiento en el que hubo hueco para dos personas en concreto. Estas fueron en primer término Enrique Martín, quien anoche volvía a la que hasta hace unos meses había sido su casa, y en la que el curso pasado, con mayor o menor holgura, consiguió el objetivo de la salvación del Alba y en la que parece dejó muy buenos amigos. En los prolegómenos tuvo lugar el caluroso aplauso.

El técnico de Campanas aludió a la conclusión del mismo en sala de prensa que “he tenido una sensación agradable al volver a Albacete. He sido muy feliz aquí y la tendré grabada para siempre, le deseo la mejor de las suertes al Alba. Entre este año y el que viene, el Alba tendrá el ascenso a Primera cerca. Falta que el Carlos Belmonte se llene, desde la lejanía me gustaría verlo así”, decía.

Por otro lado, la afición también quiso formular un espontáneo aplauso en el minuto 18′ de partido, momento en que el Albacete acabase de anotar y en el que segundos después haría el segundo de la noche. Entre tanto, hubo tiempo para demostrar el señorío de la afición del Alba, que durante dicho minuto, quiso rendir su particular homenaje a un Pelayo Novo que en los próximos días saldrá del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.