La mancha blanca impregnará Elche (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

viernes, 23.11.2018

Parece que la posibilidad de la paellita a orilla del mar, ha despertado las papilas gustativas de más de una y el viaje a ver a la Dama lo haremos en familia. Mejor así. Hasta es posible que alguna se anime a acompañarme hasta el estadio, probablemente el mejor de la categoría.

Decimoquinta jornada. Estamos a punto de sumarnos definitivamente a la escapada buena, la que implica viajar en el vagón VIP, con restaurante, smoking y rodeados de los más elegantes y glamurosos. En cualquier momento se va a sentar a nuestra mesa Cary Grant y ya no habrá lugar a las excusas. Pongámonos a tono, seamos corteses y educados, pero como los superhéroes, llevemos siempre el mono de trabajo bajo el chaqué. Valdremos el doble si andamos prevenidos por las procelosas aguas de LaLiga 123.

En el fútbol de hogaño “el más tonto arregla relojes, de modo que convendría hacer abstracción de nuestra posición en la tabla, porque el Elche CF no nos va a regalar nada. Como es su obligación.

Empezó dando tumbos, tratando de acomodarse cuanto antes y quitarse el sambenito de recién ascendido, le está costando, sin embargo va recuperando terrero y no creo que pase apuros para conservar la categoría.

Al principio de la temporada y dándomelas de arúspice, vaticiné que el Elche podría estar llamado a ser el gran animador del campeonato y ¿por qué no?, soñar con cotas más altas; Ramis y los suyos lo saben, así que vamos al Martínez Valero con la navaja entre los dientes.

Los franjiverdes como locales, sólo han perdido un encuentro y en sus tres últimas citas dejaron su puerta a cero, dato nada desdeñable, puesto que lo hicieron ante equipos de entidad. La fría estadística no deja resquicio para el relajo.

Aunque esta vez los ilicitanos no van a jugar con todas lasregalías del anfitrión, el Albacete Balompié va a estar arropado por más de dos mil locos, que estamos flotando en una suerte de placentero limbo. Los nuestros deben interiorizar que la afición va al Palmeral pasar un día de fiesta. Va a pasárselo bien, sin más y sin ánimo de presionar;por lo que los que se pongan la zamarra azul -no le pega nada el azul al Alba-, están obligados a hacer lo mismo, tratar de disfrutar jugando al fútbol. El magnífico coliseo alicantino es un recinto ideal para ello.