La crónica del Albacete-Reus en el que nadie salió perjudicado (viajando)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 27.01.2019

El fútbol actual tiene estas cosas. A esta hora y como hubiera sido habitual, aficionados y curiosos deberían estar saliendo -en estos momentos- del Carlos Belmonte tras ver un Albacete – Reus correspondiente a la 23a jornada del Campeonato Nacional de LaLiga 123.

Sin embargo, desde el pasado jueves se tuvo constancia de que este domingo no sería habitual, ni la llegada al campo, ni el encuentro (aplazado) ni por supuesto la salida.

Tras mucha incertidumbre entre los aficionados, curiosos y profesionales que de manera diaria viven por y para el Alba, LaLiga y la RFEF decidían de manera lógica y natural suspender un encuentro que, reitaramos, tendría que haber concluido hace escasos instantes.

Y, sin partido que contarles a ustedes, pasamos, como es nuestra labor, a contarles lo que el ‘fútbol-negocio’ privó a esos fieles albacetistas que cada quince días vibran con su equipo, con sus jugadores, con su gran ilusión a fin y al cabo.

El partido entre Albacete y Reus no se disputó. Con coherencia entre las partes y con desilusión de llegar a tal extremo, los verdaderos protagonistas no se asomaron a un estadio que al contrario de lo que estaba previsto, no se engalanó para una apasionante mañana de fútbol. Al menos nadie salió perjudicado y nadie viajó en balde como si lo hicieron Las Palmas y sus aficionados a Barcelona hace una semana.