Imagen: GOL TV

Recordando 2018: Así motivó Ramis a los suyos en agosto… y la tormenta en Albacete

Escrito por: 5 más el descuento

martes, 01.01.2019

Artículos del 18 de agosto:

La retransmisión en directo de GOL TV permitió ‘meternos’ hasta el mismo vestuario del Alba en los minutos previos a saltar al campo a jugar contra el Deportivo. Y ahí, con el círculo de jugadores ya hecho y con las manos de todos hacia el medio, el técnico Ramis tomó la palabra para motivar con esta frase a sus jugadores: “El talento individual al servicio del equipo, ¿está? Vamos a por el número uno”.

Esa fue la premisa del entrenador del Albacete que rápidamente fue secundada por el capitán Álvaro Arroyo que gritó, para después ser acompañado por el resto: “Una, dos, tres, ¡Albacete!”. De esta manera se motivó el Alba en su cita contra el Depor el pasado viernes.


Cuando hoy vean los informativos en España y probablemente en cualquier lugar del mundo, saben que saldrá Albacete. Y la noticia no será positiva, pues en un evento social como el fútbol, que mueve tantos y tantos millones, la imagen de un partido de fútbol profesional con el apagón de las luces justo en el momento de comenzar el mismo, no suele ser habitual.

Por ello, y por el ‘morbo’ de ello, la imagen de Albacete está recorriendo y seguirá, el mundo. El apagón inicial costó que incluso el partido (reiteramos, de fútbol profesional) se tuviera que retrasar, con el condicionante de que el mismo se estaba emitiendo en abierto para toda España a través de las cámaras de Gol Televisión.

El hecho, vino producido por la tremenda tromba de agua que, instantes previos, cayó sobre la ciudad de Albacete. Fueron unos minutos pero, como suele ser habitual en estas fechas de verano, las lluvias son pocas pero copiosas. Lo que hace que cada vez que ocurre, y si no se está preparado, haya consecuencias. Anoche fue el retraso del partido, ofreciendo una imagen de Albacete y su ‘marca’ bastante ‘mejorable’.

La lluvia tiene que caer. No se puede controlar. Es un acto de la naturaleza. Lo que sí se puede cambiar es cómo ofrecer tratamiento a esas lluvias y condiciones intempestivas por parte institucional, con el dinero de los ciudadanos de Albacete. Los charcos son numerosos cada vez que llueve y las ubicaciones eléctricas parecen, tras lo visto anoche con el apagón, no ser las adecuadas. Por cierto, la retahila de políticos locales y provinciales pudieron comprobar, de primera mano, la situación. Desde los palcos eso sí.