El sectario y el «neonazi» de provincias (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

martes, 16.04.2019

Si no fuese porque estamos en campaña electoral diría que se necesita ser muy irresponsable, oportunista o sectario o todo a la vez, para vomitar acusaciones de brocha gorda a un futbolista que juega en un equipo de provincias con toda la dignidad del mundo. Ay, si jugase en algún club más que un club o en algún otro de semejante jaez, ahí me gustaría ver a este político o algún otro diciendo esto o lo otro de algún futbolista (¿ya no se acuerdan?), que se mete con la autoridad. No, quita, quita, que ahí hay muchos votos. Los del agro somos cuatro gatos y no importa que nos degraden, nos vejen o nos mancillen, total, es gratis.Bueno, veremos.

 

Lamento profundamente esta introducción que la noble audiencia de 5MÁSELDESCUENTO, no se merece en modo alguno.

Entre lo de la desfachatez del sectario y el empate contra el Elche CF, me he puesto al teclado lleno de bilis. Lo consultaré con mi terapeuta.

 

Mañana primaveral, ambientazo, ilicitanos por todas partes, fútbol a ratos y otra vez con cara de tontos para casa. Cara de lelo mitigada, puesto que esta vez hemos vuelto en posición privilegiada. ¿Que podríamos tener diez puntos más?, pues sí, pero quién no. Todos los equipos lamentan a estas horas la cantidad de puntos que perdieron por aquel fallo, el penalti no pitado, el día acertado del rival o, vaya usted a saber qué rocambolesco motivo, el caso es que, a día de hoy, si acabase el campeonato estaríamos en Primera. Lamentablemente quedan todavía ocho jornadas, pero felizmente seguimos en la pomada. Todavía quedan desgarros y euforias por vivir. Cardiólogos albaceteños: ¡muchas felicidades!.

 

¡Lo que nos cuesta cerrar los partidos!, la categoría es una cosa diabólica. Sabíamos que sería así, lo que nadie nos había dicho es que a falta de veinticuatro puntos estamos ahí, en agosto, sólo los alcohólicos anónimos y los iluminados habituales aventuraban esta posibilidad. Seguimos siendo envidiados por casi todos. Pero lo mejor de la cosa es que todos nos jugamos todo. Hay que repetirlo para que no cunda el desánimo. Al final tendremos que dar las gracias a los empates, sin ellos, estaríamos en las catacumbas. Miremos la botella medio llena.

 

Coda: Roman Zozulia no se merece el trato tan absurdo(no quiero usar calificativos más gruesos) que algunos mesiánicos le dan. El Club ha demostrado su grandeza ofreciéndose al noble jugador ucraniano para lo que sea menester.