El dardo envenenado de Ramis a su doble pivote tras el fiasco de Tenerife

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 05.01.2020

El centro del campo en Tenerife no existió. Se mire por donde se mire y se analice como se analice. No hubo medular y el rival lo aprovechó rubricando su victoria con 4 goles.

Y eso es algo que hasta el propio Luis Miguel Ramos, otrora defensor de sus futbolistas, lo reconoce. Ayer en sala de prensa, tras salir del partido con otros cuatro goles, el catalán se mostraba enfadado -en líneas generales- con los suyos.

Sin embargo, sorprendió y mucho la incisión que mantuvo en la zona medular al analizar un doble pivote con el que nunca estuvo cómodo.

Señalaba con palabras textuales Ramis a la conclusión del Tenerife 4 – 2 Albacete que “nos ha faltado una figura de equilibrio, Barri lo ha hecho fenomenal” pero la ausencia de un futbolista que canalizase el juego hizo que el Alba lo notase en exceso.

Y la realidad es que en esa demarcación de equilibrio, Ramis puso a Olabe y Karim Azamoum al inicio, dando paso después al franco-argelino a la zaga e incluyendo a Barri. Al salmantino lo salvó en palabras suyas, pero a Roberto Olabe, que jugó todo el partido, no en lo que se parece y mucho a un auténtico dardo envenenado del técnico.

 

CRITICAS A OLABE

Buena parte de la afición ve en Olabe a un futbolista insulso, incapaz y falto de cualidades. Ayer en Tenerife, junto a muchos de sus compañeros, fue objeto de numerosas críticas por parte del respetable que no ve en el centrocampista vasco del Eibar a ese jugador determinante en la zona sucia. Karim y Eddy Silvestre muestran, con diferencia, más acciones para el equipo que un Olabe que no está al nivel esperado. Y eso, ayer (también) le hizo concentrar mas críticas.

Noticias relacionadas