La llegada de Erice gusta al Alba, a Ramis y a buena parte de la afición

Escrito por: Hugo Piña

lunes, 06.01.2020

La llegada de Jon Erice sin embargo se presume casi como imposible, dados los emolumentos que requiere el navarro después de los estrictos controles de LaLiga.

Eso sí, el pamplonica es el deseo de casi todos los actores del Albacete Balompié pese a su explosiva salida del Club hace justo ahora un año. Con dirección Canadá, Jon se marchó a la que era la oportunidad (económica) de su vida, con un sueldo cercano a los 800.000€ anuales.

Por ello, su vuelta es casi imposible, dado que LaLiga vigila fuertemente estos aspectos monetarios. Máxime cuando se viene rubricándolo que el Alba no dispone -ahora mismo- de masa salarial, por lo que hay que dejar salir para que llegue algo en esta ventana invernal.

Como fuere, el asunto es claro: La llegada de Erice gusta al Alba, a Ramis y a buena parte de la afición. A otra parte sin embargo no le seduce la idea de la vuelta del navarro, que ve en el pivote a una especie de ‘traidor’ que abandonó al equipo el curso pasado, cuando mejor pintaba todo y con el único y expreso deseo de ganar más dinero en la MLS.