Estamos desfasados (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

jueves, 28.05.2020

No se sabe bien por qué fase transitamos. Ni si el estado de alarma va a seguir indefinidamente como pretende el gobierno, ni si eso va a afectar a la reanudación de LaLiga en las semanas próximas o en la próxima campaña. Un estado de alarma permanente suena muy mal, sobre todo por injustificado. Quizá la nueva normalidad sea eso.

Hay clubes que son más que un club, clubes, como nuestro Albacete Balompié, que sólo son clubes de fútbol y luego hayselectos clubes formados por poderosos personajes, que se reúnen a espaldas del común y deciden sobre nuestro futuro en la más estricta opacidad. Recomiendo a los lectores de CINCOMÁSELDESCUENTO que naveguen por las redes, si quieren entender algo de lo que está pasando. Viendo las televisiones o leyendo los subvencionados diarios, sólo van a conseguir seguir estabulados en el marasmo y dejarse llevar por la más indecorosa desinformación.

Por lo pronto, nos hemos quedado sin Feria. No sé ustedes, pero yo no me imagino sin el trío mágico: Septiembre-Albacete-Feria. No nos queda otro remedio que aprender a sobrevivir a esta desolación, ahora mismo ya estoy deseando que llegue el 18 de septiembre, para olvidar la pesadilla.

Pero vamos a lo nuestro, que con esta crisis los árboles nos están impidiendo ver el bosque.

No veo la hora de ver a los Diez de Vallecas, y aunque se nos dice que el calendario está al caer, los días pasan y seguimos sin saber cuándo se producirá tan feliz acontecimiento.

No sé cuál será la audiencia que van a despertar los partidos sin espectadores, pero lo que sí parece cierto es que se va a jugar a temperaturas insoportables; ya tendremos ocasión de comprobar las consecuencias físicas de todo este desbarajuste, también las sociales y económicas en los millones de aficionados que pueblan el planeta del fútbol aunque esta parte de la ecuación es la más difícil de resolver ahora mismo. Y si es cierto que vamos a contemplar un hito histórico, no lo es menos el hecho de saber que a la vuelta del verano, la crisis económica va a ser de tal calibre en todos los ámbitos que, inevitablemente todo va a quedar un poco trastabillado. Tengo para mí que a fecha de hoy, sólo los economistas más avispados y menos sectarios están en condiciones de prever, siquiera mínimamente, el estado en el que quedará el fútbol en general y nuestro Alba en particular. En lo estrictamente deportivo, ya sabemos que nuestra máxima es salvarnos a cualquier precio, pero ni siquiera la salvación puede garantizar la solidez de la Institución.

Ya va siendo hora de que LaLiga tome cartas en el asunto y, una vez eche a rodar el balón, tome buena nota y a empiece a pergeñar el futuro tomando como referencia a los más débiles. No pretendo barrer para casa, pero hemos de deducir que los grandes tendrán menos problemas en volver a la «nueva» normalidad y, por mucho que les pese: sin pequeños, no hay paraíso para los grandes.

También tendrá que explicar Tebas a las feministas, por qué vuelve el fútbol masculino pero no el femenino. Seguro que el ministerio de igual da, le pedirá que comparezca urgentemente en el Congreso para explicar la caprichosa decisión que, ya les adelanto, en modo alguno obedece a cuestiones crematísticas.

Noticias relacionadas