Llega ‘Street Fighter: Albacete Edition’, el juego de batallas definitivo

Escrito por: Rafael Gil

viernes, 01.05.2020

El clásico de las peleas callejeras tiene un nuevo ejemplar, pero esta vez en su versión futbolera. Desde 5maseldescuento.es ponemos en marcha una serie de duelos donde futbolistas de distintas épocas del Albacete rivalizan para saber a quién cantaremos aquello de ‘You win. ¿En qué consiste entonces este juego? Simplemente en que dos jugadores de distintas etapas se ven las caras para ver quién es mejor, para ello se miden parámetros como la trayectoria en el club, sus cualidades, sus números, su carisma así como sus puntos fuertes y débiles. ¿Quién será el árbitro en estas contiendas? Serás tú, con tus votos quién elegirá quien merece vencer. Se trata, por tanto, de un juego para repasar las distintas andanzas de los hombres que han vestido la camiseta del murciélago.

¿Quiénes serán los encargados de protagonizar el primer duelo? Serán dos hombres muy queridos por la afición. Uno está actualmente en la plantilla y el otro una leyenda de principios de siglo. Estamos hablando de dos tipos idolatrados. Se trata de Javier ‘El Toro’ Acuña frente a Basti.

PLAYER ONE: Acuña

Carlos Javier Acuña es el primer contendiente, nacido hace 32 años en la ciudad paraguaya de Encarnación. Sus primeros pasos en el mundo del fútbol fueron precisamente en el equipo de su lugar de origen. Con solo 14 años empezó a despuntar y llamó la atención entre los grandes de su país para ser captado por el Olimpia de Asunción que entonces dirigía el histórico Gustavo Benítez. Fue una de las revelaciones del torneo clausura de 2004. Muy pronto da el salto a Europa, con 16 años es fichado por el Cádiz aunque tarda dos años en debutar con el primer equipo. Tras una breve cesión a la UD Salamanca donde no tiene suerte con las lesiones, se marcha traspasado por casi medio millón de euros al Real Madrid para jugar en el filial. En la Fábrica está un total de tres campañas solo interrumpida por otra nueva cesión, esta vez en el Recreativo de Huelva en Segunda División. En el conjunto merengue no llega a confirmar las expectativas de su fichaje y se marcha al Girona, allí estuvo dos cursos, el primero participa en el equipo bastante aunque no llega a ser el referente en cuanto a número de tantos que se le esperaba. No obstante, en la segunda vive uno de sus mejores momentos en España y aprovecha el buen estado de forma de los gerundenses, entonces entrenados por Rubí, se queda a las puertas de la Primera División. ‘El Toro’ se destapa con 16 goles en una liga magistral.

El siguiente escalafón en su carrera será en Primera División, llega a Osasuna en el mercado de invierno después de haber probado en las islas británicas con una breve participación en el Watford. Los navarros estaban con el agua al cuello y el paraguayo no pudo evitar el descenso. Sus siguientes clubes volverán a ser en la liga de plata, primero en el Mallorca que aunque entra en bastantes encuentros no llega a estrenarse como goleador bermellón, situación parecida que le pasó en el Numancia. Tras una breve aventura en la exótica liga de Tailandia, llega a Albacete hace tres temporadas. Lo hace en el mercado de invierno, Enrique Marqués que ya lo había tenido en el Osasuna lo recomienda. Su incorporación sirve para darle un impulso a una delantera que había quedado maltrecha con una lesión que se complica de Roman Zozulia y en la que solo venía jugando Aridane. En esos primeros 6 meses con el conjunto blanco, participa en 16 partidos y llega a anotar un tanto ante el Lorca. Ayuda de esta manera a conseguir una difícil permanencia a pesar de la horrible racha final.

Su segunda temporada coincide con la llegada de Luis Miguel Ramis en el banquillo, el nuevo míster lo ubica en una posición más retrasada de la punta de lanza, llegando incluso a ser alineado en banda. Estamos hablando de su mejor periplo en el cuadro albaceteño, se destapa como un revulsivo en contiendas que estaban atascadas. Hace 4 goles, especial mención el que hizo en El Molinón desde más allá del centro del campo. Y otro en la cancha del Elche donde medio se ayuda con la mano.

En la actualidad, ha vuelto a ser un activo en la rotación de los puntas del Albacete. Llegando a formar pareja con Zozulia, siendo el paraguayo una especie de segunda punta. Normalmente parte desde el banquillo y tras su entrada en el terreno de juego se vive una especie de revolución.

‘El Toro’ Acuña es un auténtico ídolo de la afición albacetista en estos mismos momentos, siempre pone garra. En cuanto a cualidades futbolísticas, destaca su potencia a la hora de sumarse al ataque. Además, otro punto fuerte es su gran salto a la hora de cabecear balones en el juego aéreo. Parece que tiene un muelle en las piernas. Sin embargo, que curioso, solo ha hecho un gol de cabeza, fue en Mallorca el pasado año. Entre sus puntos flacos, está la escasa cantidad de veces que consigue percutir la portería en la temporada. Salvo aquel año en el Girona, no ha conseguido superar la decena  de tantos. Está claro que no es un goleador de altas cifras.

PLAYER TWO: Basti

El otro contendiente es Sebastián Fernández Reyes, más conocido como Basti, fue uno de los jugadores que más conectó con la afición a principios de siglo. Antes de su periplo en tierras manchegas, fue profeta en su tierra. Nacido en junio del 74 en el barrio malagueño de El Palo, fue uno de los chicos de la cantera protagonistas en la refundación del club de referencia de la ciudad. El CD Málaga, en el que debutó con solo 17 años, acabó su andadura fruto de las deudas para dejar paso al actual Málaga CF. Se curtió en la Segunda B, donde era uno de los puntales ofensivos de los malacitanos en aquella época. Todo cambió en la temporada 1997-98 consiguiendo el ascenso al fútbol profesional en la que Basti fue gran protagonista con un total de 15 goles. Seguramente su mejor campaña como profesional. La cosa no terminó ahí y al año siguiente continuó la escalada para meterse en Primera División, entonces Sebastián se convirtió en un revulsivo y aportó 5 tantos. En la Liga de las Estrellas, el canterano no tuvo tantos minutos y salió cedido, ahí vivió su primera estancia en Albacete de la mano de Julián Rubio, con 6 goles en seis meses. Su buena imagen tuvo continuidad y el club manchego se lo quedó en propiedad. Fueron un total de 3 temporadas. Una primera genial con Paco Herrera en el banquillo donde hizo 9 goles en Segunda, su mejor marca en la categoría de plata, siendo el máximo goleador del equipo. Con César Ferrando, también fue uno de los hombres más utilizado, aunque solo hiciera 3 goles, uno de ellos el recordado tanto en Zaragoza una vez conseguido el ascenso a Primera. Y en la máxima división, en lo que fue su tercera campaña, se convirtió en  un revulsivo y tuvo buenos momentos. Posteriormente volvería a tener su etapa en el fútbol andaluz con dos experiencias, primeroen el Xerez y luego en Segunda B en el Ceuta. Antes de retirarse con solo 31 años, tuvo un nuevo paso por Albacete aunque fuera testimonial en la que solo disputó 7 encuentros.

El delantero malagueño tenía una particular forma de celebrar los goles que era rapeando como se ha podido ver en las imágenes. Por lo que respecta a sus cualidades podemos decir que era un hombre de área. Siempre aprovechaba los balones muertos y los rechaces, así fueron muchos de sus goles. Además, no podemos olvidar en lo que sin duda era su mejor virtud, el remate de cabeza y que era un tipo muy peleón. Con la camiseta de Alba hizo en todos sus periplos un total 19 goles entre Segunda y Primera División. Algo que fuera su mayor defecto, no se puede decir que tenga muchos porque fue un gran futbolista, era su disparo desde larga distancia ya que su habitad natural era el área.

Ahora tú decides, ¿Quién celebrará aquello del “YouWin”? Hagan juego…

Noticias relacionadas