CRÓNICA Albacete – Almería | Entre pena y rabia (0-1)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 14.06.2020

Jugaron como nunca y perdieron como siempre, latemotiv de un equipo al que le sobra corazón y le falta gol. No mereció perder el Albacete en la tarde de hoy pero la realidad es que Darwin Núñez ajustició a un equipo que tuvo hasta 4 ocasiones clarísimas de gol. Ni aún así, los tres puntos ya viajan a Almería. 

Demostró más el Alba en un minuto que en el aperitivo de Vallecas de cuarenta y cinco. Salió el cuadro de Alcaraz con fuerza al Carlos Belmonte y fruto de ello llegaron hasta dos ocasiones claras de gol en apenas cinco minutos para un Albacete que tenía ganas de demostrar que son de Segunda División.

Tras asentarse el Almería de Gutiérrez y con los manchegos atrasando líneas se pudo comprobar como Lazo, Vada y Núñez son de lo más temible de la categoría. Con ello, Jose Carlos Lazo intentó en un par de acciones desequilibrar un marcador que de fondo tenía un triste coliseo blanco.

A un ritmo lógico de partido y con el calor todavía pegando en la ciudad, Alba y Almeria pugnaban con sus armas en pos filtrar pases de gol. Y los visitantes, con más talento por metro cuadrado, daban visos de hacerlo en cualquier momento.

Eso sí, el Alba no se quedaba atrás y en un error defensivo de los indálicos a punto estuvo Manu Fuster de adelantar a los locales. Se plantó solo Fuster pero su disparo fue repelido por Fernando, meta visitante, quien volvía a salvar a los de Gutiérrez en la mancha.

Mejor el Alba en líneas generales que su rival y mejor ofensivamente con Eddy Silvestre teniendo en sus botas otro gol. El azerí fallaba una vez más solo ante Fernando y el Almería estaba en la lona. Llegábamos casi al 45’ y los rojiblancos no daban señales de vida.

Pero como siempre ocurre en el fútbol, tanto error ofensivo se acumuló en el gol rival. Penalti por manos (claras) de Alberto Benito y Darwin Núñez que empaló sin piedad el balón. Era el 48’ de partido y era el segundo disparo del Almería entre palos. Resultado, a todas luces, injusto.

La reanudación comenzó igual de bien en cuanto a sensaciones para el Alba. Manu Fuster con un cabezazo y Chema Núñez con una cabalgada en solitario rozaron el gol para un equipo que le cuesta demasiado marcar. Y sin gol…

El orgullo del equipo de Alcaraz siguió latente en un duelo donde el Almería y cuando deseaba Núñez, contragolpeaba a su antojo. Los manchegos, con más corazón que nunca, lo intentaba. Eso sí, la falta de gol se ve desde las antípodas en un equipo que hoy jugó como y perdió como siempre.

No le perdió nunca la cara al partido aunque el asunto parece el cuento de nunca acabar. De momento y hasta el miércoles, los de Alcaraz se quedarán en la antepenúltima posición clasificatoria. Es lo que hay.

Noticias relacionadas