CRÓNICA | Se tenía que ganar… ¡y se ganó! (0-1)

Escrito por: Rubén Oliva

miércoles, 17.06.2020

Más de uno nos llevamos las manos a la cabeza al ver la revolución en el once de Lucas Alcaraz. Hasta ocho cambios con respecto al último partido, y aunque en cuanto al juego los malos presagios se cumplieron, lo cierto es que el míster ha demostrado que sabía qué tipo de partido se iba a ver esta tarde en el Francisco de la Hera.

Sin juego, imprecisiones constantes, baja calidad y miedo a la derrota entre dos de los equipos más flojos de la categoría, en un partido de los que no hacen afición. El Alba entendió que tocaba ponerse el mono de trabajo y así lo hizo todo el equipo, a pesar de las deficiencias también en defensa: hasta por dos ocasiones remató de cabeza completamente solo Sergio Gil en el primer tiempo. Apenas hubo ocasiones claras, aunque el Alba reclamó un posible penalti sobre Acuña en el minuto 35. Sin embargo, fue en la prolongación del primer tiempo cuando Mesa cazó un despeje hacia atrás de la defensa local en un saque de banda de Kecojevic para poner el 0-1 en el marcador. El Alba, con solo un 35% de posesión contra el penúltimo, se iba al descanso ganando.

En la segunda parte, el Alba siguió entregando la pelota al Extremadura pero éstos tampoco sabían bien qué hacer con ella. Con más corazón que cabeza generaron alguna ocasión, estando Gorosito providencial en la más clara de ellos, de Óscar Pinchi. En la derecha, los manchegos terminaron defendiendo con Pedro Sánchez de lateral y Zozulia de extremo, y aún pudieron hacer el 0-2 en una internada de Fuster en el descuento.

Con la evidente tensión final (hasta Alcaraz vio la amarilla), el partido llegó al final con un 0-1 de oro para el Alba que lo saca de puestos de descenso y que hunde al Extremadura.

Noticias relacionadas