El director deportivo que llevo dentro: Leo Ramírez, golazos S. A. Made in Cornellá

Escrito por: Rafa Gil

lunes, 10.08.2020

Seguimos en la búsqueda de talentos en el mercado nacional, en el día de hoy nos marchamos a uno de los equipos de la Segunda B que han soprendido a todos haciendo una promoción de ascenso sensacional, hablamos del Cornellá. El cuadro catalán ha sido capaz de plantarse en la última ronda del play off que llevaba al fútbol profesional, la estrella de este conjunto ha sido Leo Ramírez, el centrocampista canario de 28 años que ha demostrado tener mucho fútbol en sus botas.

El caso de Leo es uno de esos ejemplos en este deporte donde a veces los futbolistas explotan de forma tardía. El gran baluarte del Cornellá se formó en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Las Palmas. En la temporada 2013-14 llegó por fin al filial amarillo, compartiendo vestuarios con compañeros como Nili Perdomo, Héctor Figueroa o Tana. Durante ese curso, Leo disputa 26 partidos, debuta con el primer e​quipo en Segunda División apareciendo en 3 ocasiones (frente al Real Madrid Castilla completa los 90 minutos del choque), juega otros 3 partidos en Copa del Rey y termina disputando la fase de ascenso ante La Hoya Lorca aunque finalmente acaban sucumbiendo. Al año siguiente Leo vuelve a ser uno de los hombres de referencia de Las Palmas Atlético, es alineado en 24 jornadas y se requiere de nuevo su presencia para la disputa de torneo copero con el primer equipo en dos eliminatorias. Sin embargo, el filial insular acaba descendiendo a Tercera División en el play out frente al Cartagena.

A partir de entonces empieza un periplo de cesiones, unas más provechosas que otras. En el verano de 2015 se marcha al Cacereño donde nuevamente se salva en la promoción de descenso. Aquí juega un total de 34 partidos y es uno de los jugadores más importante en el club extremeño. El siguiente curso su destino es la Arandina, donde vuelve a alcanzar registros parecidos y donde consigue dos goles. En tierras castellanas no se escapó del descenso.  La próxima casa de Leo es la Llagostera, donde nuevamente está por encima de los 30 choques en toda la temporada. Anota 6 dianas en un curso difícil para los gerundenses que se escaparon por poco del pozo de la Tercera.

Y por fin llega al Cornellá, en el equipo del cinturón industrial de Barcelona se ha convertido en ídolo de la afición y ya van dos años consecutivos que se meten en la fase de ascenso. En la 2018-19 alcanzó los 30 envites con un total de 5 goles. Y en la campaña que ahora termina, en la que se ha vuelto a salir, solo 15 encuentros pero 6 tantos en su cuanta particular, a cada cual mejor. Sin embargo, solo ha participado en el último partido del play off frente al Castellón, ante el Marbella y el Atlético Baleares el talentoso jugador canario se quedó en el banquillo.

Leo Ramírez tiene dos características muy marcadas. Una primera donde es capaz de organizar el juego de su equipo, encuentra líneas de pase con facilidad, cambia de orientación con mucha inteligencia y luego en un llegador poniendo en peligro a las defensas rivales. Para muestra el partidazo que cuajó ante el Sabadell, al cual le endosó dos goles.

Por otro lado, está su faceta a balón parado. Tiene un gran golpeo de la pelota y la puede poner donde quiere. Es uno de los jugadores de la división de bronce con más clase en esta aspecto. Observa por donde se mete en la portería este balón en un libre directo en el que nada pudo hacer el portero del Andorra.

Es un jugador que está de dulce, que tiene enorme calidad y parece que está en la cima de su carrera. Quizás la Segunda B se le quede pequeña y decida dar el salto. Siendo un jugador canario, ¿es posible que Mauro Pérez lo tenga en su agenda? Ójala. Sería una delicia ver sus golazos en el Carlos Belmonte.

Noticias relacionadas