Imágenes de Dani Torres (izq) y Tana (dcha) con la camiseta del Albacete. Cedidas Albacete Balompié

ANÁLISIS | Cara y cruz en el rendimiento inmediato de Torres y Tana

Escrito por: Carlos Garrido Marqueño

viernes, 26.03.2021

Tras el nefasto inicio de temporada y con la llegada del nuevo año, el Albacete Balompié protagonizó una cierta revolución en su plantilla en busca de caras nuevas que dinamitaran la pobre dinámica en la que el equipo se encontraba inmerso. El centro del campo fue una de las parcelas que albergó nuevos inquilinos, y ahí destacaron dos nombres: Tana y Dani Torres.

Ambos llegaban en busca de una nueva oportunidad que les permitiese revalorizarse como futbolistas, y el club manchego les recibía con los brazos abiertos. Sin embargo, y habiendo pasado ya un tiempo considerable desde su aterrizaje, las circunstancias que rodean a uno y a otro son bien diferentes.

Tana no acaba de carburar. Fue una apuesta clara de Toni Cruz que no parece que vaya a salir muy bien. Hasta la fecha, ha disputado solo 4 encuentros con la elástica blanca, 1 de ellos como titular. A grandes rasgos, durante los 127 minutos que ha tenido presencia sobre el terreno de juego no ha dejado detalles significativos. Está muy lejos de aquel futbolista que maravillaba en Las Palmas y que cuajó un gran papel en la máxima categoría del fútbol nacional. La falta de ritmo competitivo y los continuos problemas físicos están siendo un verdadero lastre para el mediapunta canario.

En el polo opuesto se sitúa el pivote cafetero. Dani Torres está de dulce en su segunda etapa defendiendo el escudo del Albacete. Le faltaron apenas unos días para demostrarle a Alejandro Menéndez que debía estar sí o sí en sus planes. De hecho, ha jugado 6 partidos, 5 de ellos partiendo desde el inicio, y es uno de los más destacados sobre el césped. Acumula un total 465 minutos de garra, coraje y solidez. Su aportación en las labores defensivas es clave, y además tiene iniciativa a la hora de armar e intentar finalizar ataques, prueba de ello fue su gol en el último duelo ante el Cartagena. Precisamente este tanto siempre será muy especial para el centrocampista colombiano, ya que durante las 5 temporadas que ha militado en el balompié español jamás había visto portería.

En definitiva, se podría decir que Dani Torres y Tana son la cara y la cruz en la sala de máquinas de un Albacete Balompié que lucha agónicamente por conseguir el objetivo de la permanencia.