Foto CD Atlético Baleares

¡Vaya hostia! (4-1)

Escrito por: Carlos Garrido Marqueño

domingo, 05.09.2021

El Albacete Balompié viajaba al Estadio Balear para disputar su segundo encuentro liguero con el objetivo de lograr un nuevo triunfo y seguir manteniendo el liderato. Sin embargo, el choque deparó un escenario horrible que dejó noqueado a un Alba que ofreció una pésima imagen.

El Atlético Baleares saltó al terreno de juego muy enchufado y decidido a cobrar ventaja en el marcador, algo que consiguió tan solo transcurridos cuatro minutos de juego. Gálvez cede un balón comprometido a Rosic que en su intento por despejar derriba al atacante y comete penalti. Dioni no falló desde los once metros y sumaba el 1-0.

Los locales seguían dominando, pero en una acción magistral, Sergi Maestre brindaba un pase sensacional a Jordi Sánchez que controló y definió a la perfección, 1-1 (12’).

A raíz del empate manchego, hubo minutos de tanteo, con ocasiones para ambos conjuntos. No obstante, poco a poco, el dominio balear comenzó a brotar otra vez, y esa insistencia, sumada a la debilidad defensiva de un Alba que se estaba viendo superado, tuvo su premio a la salida de un córner que fue rematado por Iñaki Olaortua para hacer el segundo de los suyos (37´). Los futbolistas de Rubén de la Barrera seguían sin reaccionar y fueron castigados nuevamente por un Atlético Baleares desatado. Dioni, uno de los grandes protagonistas de la cita, aprovechaba otro titubeo a la hora de despejar el balón y remataba dentro del área para firmar su doblete. Minuto 40, 3-1 y los albacetistas se veían abocados a obrar una remontada en la segunda mitad que se antojaba una verdadera quimera.

Reanudado nuevamente el juego, la tónica siguió el curso labrado durante los primeros 45 minutos y Dioni culminaba su particular hat-trick tras recoger un rechace posterior a un gran disparo de Canario que se estrellaba en el poste (50´). La goleada local era toda una realidad, y las vergüenzas del Albacete estaban al descubierto.

Ni los cambios introducidos por Rubén de la Barrera daban mínimas esperanzas a los visitantes, que seguían noqueados sobre el césped y que incluso presenciaban como su rival seguía dando continuidad a su enorme caudal ofensivo.

Finalmente, 4-1 y todas las buenas sensaciones del debut frente al CD Castellón se esfuman de un plumazo.