Borrones y cuentas nuevas (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

lunes, 31.01.2022

Cuando no hay excusas, lo mejor es no buscarlas. Perdimos y ya está.

Desgraciadamente mis temores eran fundados cuando dije que el parón se nos podría atragantar. Así fue.

Esperemos que el partido contra el Sevilla At, no haya sido nada más que un partido de pretemporada, porque tantas semanas de sesteo nos han sentado fatal. Encima la muchachada nervionenseestá en racha, con lo que el resultado y, tras ver el partido, no se puede calificar de injusto. Los lamentos por el árbitro, no son la mejor receta para salir del bache. Es cierto que hemos visto mejores trencillas, pero dejemos de refugiarnos en terceros y hagamos mejores partidos. Cuando se juega bien o muy bien, es difícil perder, a nuestro Alba no se le vio con solvencia bastante para sacar el partido adelante. Nos salió un rival muy respondón, no pasa nada, sucede a menudo al revés, que nos los comemos, pero no fue el caso contra los andaluces.

Perdimos un partido contra un buen rival, no veo el drama por ningún lado. Eso sí, no se avizora la posibilidad de marcarle un gol ni al arco iris, las pocas ocasiones claras que tenemos no las enchufamos, quizá si provocásemos más batalla arriba, a lo mejor sonaba la flauta con más frecuencia, pero chutar poco a puerta es lo que tiene, o eres Tiger Woods, o no embocas así como me las quiero.

Que nos hagan un gol por un error de bulto, no es tan grave como el hecho de ser incapaces de marcar nosotros uno; no digo cinco, digo sólo uno.

Deduzco que este toque de atención será suficiente para habernos puesto en forma y seguir como si tal cosa, de lo contrario empezarán las dudas.

Reitero que hemos dejado volar del Carlos Belmonte un doloroso partido de pretemporada con sus correspondientes tres puntos. Un equipo con aspiraciones debe olvidar ya este fiasco, olvidándonos de árbitros y de si llovía o la hora no era la indicada, para ponernos manos a la obra y desde la humildad tratar de corregir errores de estrategia, errores defensivos, errores en el centro del campo y, ¿cómo no?, errores de cara al marco rival. La receta es así de simple y así de complicada, pero Rubén de la Barrera ha resucitado ya a los nuestros varias veces esta temporada, tras salir escaldados de algunas visitas, por lo que lo de ahora, no debe resultar nada más que un trámite para un buen entrenador y mejor psicólogo.

En estas situaciones, lo más difícil es olvidar una derrota imprevista, sin descuidar por descontado, los entrenamientos, lo más oportuno es interiorizar que todos los equipos estamos en el mismo nivel y que cualquiera puede ganar a cualquiera. El Albacete Balompié, debe imperativamente pasar página y no recrearse en la mala suerte o cosas peores. La semana que viene hay otro compromiso y, tristemente hay que salir obligados a mojar como sea. Tras una derrota siempre hay una suerte de presión añadida, pero en el Alba, siempre hay obligación de salir a dar la cara

A estas alturas no termino de asumir que entre la parroquia, no todos han entendido que la categoría es mucho más apretada de lo que parece. Todavía hay algún tapado que anda como despistado, pero queda mucha competición para salir de su letargo.