El Albacete destapa el frasco de las esencias ante el Cornellà (3-0)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 13.02.2022

Ha costado pero ya está aquí la primera victoria del 2022. Con los goles de Dani González, Kike Márquez y Andy Kawaya, el Albacete solventó un partido que se puso de cara a los 6 minutos pero que tardó en cerrar. La deliciosa acción de Márquez en el 67′ fraguó el triunfo y Kawaya demostró su capital en ataque. Primera victoria del año y el Albacete cierra una fase donde le costaba marcar. Hoy se destapó el frasco de las esencias.

Con todo. Así inició De la Barrera el partido de hoy entre Albacete y Cornellà en una primaveral tarde de febrero. Con la inclusión de Dani González en detrimento de Andy Kawaya y con el resto de integrantes que pelearon siete días antes en Linares. El técnico gallego sabe cuales son ahora mismo sus hombres de confianza y cual es su imperiosa necesidad: el gol. Y para ello, un delantero con ADN albaceteño como Dani González con el que enmendar el entuerto de un equipo que mantiene como único objetivo volver al fútbol profesional.

Seis minutos después de que pitara el árbitro el inicio de partido Dani González no falló. Gran acción colectiva por banda derecha en la que se benefició junto con el desacierto defensivo catalán para que el ariete albaceteño empalara para hacer el 1-0 llegados al 6′. Pintaba bien la tarde primaveral con la rotura de la sequía ofensiva del equipo blanco ante un débil Cornellá.

Con el resultado a favor y con los blancos como superiores a los verdes se desarrollaba una primera parte en la que se palpaba cierta tranquilidad en el colectivo local. El despliegue físico y táctico era notable pero a la hora de la verdad no se manifestaba esto en goles. El Albacete vencía por la mínima y aunque es cierto que los visitantes no ponían en peligro a Bernabé, esto es fútbol y a cualquier mínimo error o descompensación se podía pagar caro en un enfrentamiento de ‘guante blanco’ donde el oportunismo de González mandaba a los manchegos a vestuarios con ventaja parcial.

La segunda parte arrancó con un Albacete dormido, como si la cosa no fuera con ellos. Sorprendente fue ver como a los cinco segundos, el Cornelia dispondría de la ocasión más clara de hacer gol tras una incomprensible siesta defensiva. Bernabé y la fortuna se apiadaron del Albacete con el público regresando a sus asientos tras la merienda. La cosa no quedó ahí y minutos mas tarde el equipo verde tendría en sus botas el empate ante otra desacertada decisión defensiva. Bernabé volvió a taponar la herida manchega y salvar con ello los intereses locales.

La siesta del Albacete era morrocotuda ante un Cornellá que no podía aprovechar sus ocasiones de la segunda parte. De la Barrera también dio cuenta y agitó su banquillo dando entrada a Jordi Sánchez de un lado y a Kawaya de otro. Había que despertar o el encuentro y los puntos corrían grave peligro ante un rival que comenzaba a creérselo.

Le faltaba pegada a los de Raúl Casañ frente un lánguido Albacete que superada la hora de partido hizo lo que hacen los grandes: sentenciar. Eso sí, la acción es absolutamente deliciosa entre Alberto Jiménez y Kike Márquez, quien definiría con una vaselina por la que bien mereció pagar hoy la entrada. Sin grandes alardes de juego como otras tardes, el Albacete solventaba con relativa claridad su partido de hoy ante un Cornellà que no aprovechó la siesta manchega.

El Albacete cierra la primera parada de una agitada semana donde jugará hasta tres partidos. Hoy lo cerró con victoria pero ya piensa en el aplazado duelo -también en el Belmonte- ante el Sabadell. Y terminará la misma en Barcelona, ante el Barça B en el Johan Cruyff.