Rubén de la Barrera: “Tengo la sensación de que este equipo es de grandes citas”

Escrito por: Carlos Garrido Marqueño

viernes, 25.02.2022

Llegó el momento. Mañana el Carlos Belmonte se prepara para vivir la primera gran cita de la temporada. El Albacete Balompié recibe al líder, al Villarreal B, y cómo no podía ser de otra forma hoy ha tomado la palabra Rubén de la Barrera.

El técnico del conjunto manchego ha analizado en profundidad este partido ante los medios de comunicación:

¿Qué jugadores tiene disponibles?: “Los mismos disponibles del otro día”

Este partido no es a vida o muerte, pero sí es muy importante: “Detrás de esa puerta, hay otras tantas. Quedan muchísimos partidos. Ahora bien, es un partido muy importante para nosotros y que queremos ganar. Contamos con la ventaja del público. La gente tiene ganas de este partido y ojalá mañana se viva una comunión entre plantilla y afición que nos multiplique”.

“Tenemos la opción de aproximarnos jugando en casa, restando todavía todo lo que queda por jugar. Concienciados, responsabilizados e ilusionados con la cita de mañana”.

“Pase lo que pase mañana no se garantiza nada. Recuerdo otras temporadas partidos en una circunstancia similar a la que viviremos mañana, restando mucho menos de competición, donde parece que está todo determinado y la experiencia te dice que para nada. Esto es muy largo y pase lo que pase mañana nada va a decantar la confianza. Pero a nivel de confianza la victoria sería muy positiva para nosotros”.

¿Qué preocupa del Villarreal?: “Tienen 3-4 jugadores que en breve van a estar en Primera División. De filial tienen la B, y lo que les distingue y diferencia a ellos es la solidaridad que muestran. Nos van a obligar a estar en alerta permanente”.

“Partido para vigilar bien mientras estemos atacando y de preparar bien el ataque cuando estemos defendiendo. Partido en el que uno tiene que estar conectado los 90 minutos porque ellos tienen argumentos colectivos e individuales. Pero yo me centro en lo que estamos haciendo nosotros. Creo que futbolísticamente el equipo está atravesando el mejor momento de la temporada, exceptuando tramos o momento concretos o condicionado por los dos últimos resultados. Eso es a lo que nos agarramos, estamos generando muchísimo y creo que el otro día dimos un paso al frente en cuanto a amenaza real sobre portería”.

“Nosotros tenemos que atacar, hacerlo con frecuencia y a su vez preparar bien posibles defensas de contraataque. Amenazarlos por fuera, por dentro, en corto, en largo y para eso estamos preparados. Y, lógicamente, en momentos donde ellos sean capaces de controlar nuestros ataques, evitar que nos hagan daño”.

¿Qué debe mejorar el Alba con respecto a lo vivido en el encuentro de ida?: “Los primeros 23 minutos fuimos muy superiores, a partir de ahí un córner mal defendido, un penalti, 1-0, descanso y una expulsión, más un segundo gol muy cercano a esa expulsión. A partir de ahí, el partido queda condicionado. Ahora bien, dentro de los momentos donde aún estaba abierto por el resultado creo que nos faltó ser más profundo y amenazar de verdad su última línea”.

A Manu Fuster se le ve un poco más cabizbajo y con poco acierto de cara a portería, ¿qué le ocurre?: “Son dos cosas diferentes. Una cosa es que el chico no se encuentre y no le salgan las cosas, y otra cosa es que el chico no tenga acierto de cara a portería. De cara a portería es cierto que no está acertado y esa es la realidad, él lo sabe. Ahora bien, también es cierto que es un jugador que entre líneas nos está dando muchísimo y en las acciones determinantes de los partidos está apareciendo en todas. Ahora bien, el día que eso se acompañe con acierto estaremos hablando de algo que pretendemos, porque son jugadores importantes que nos tienen que resultar diferenciales arriba”.

Parece que al equipo aún le sigue faltando esa contundencia en el gol: “Nuestra misión es proporcionarle al equipo opciones y recursos para finalizar. Creo que todo lo que depende del juego lo estamos llevando a cabo. Ahora bien, nos centramos en potenciar eso y aquello que no nos permite ganar es lo que tenemos que ajustar. Hablo de controlar momentos de ansiedad, estrés, precipitación, solidarizarse y comprometerse en aquellos momentos donde el equipo se ve comprometido y echado atrás. Eso es lo que marca la diferencia a nivel clasificatorio”.

“Las sensaciones están muy bien, pero esto es un deporte de resultados. Ahora bien, tenemos claro una cosa: en el momento que dejemos de hacer algo que nos está permitiendo ganar partidos, nos está acercando a perderlos. Esa es la realidad”.

¿Es el turno mañana de los jugadores más veteranos?: “Es un día de equipo, eso es así. Ahora bien, también tiene que emerger la capacidad de todos aquellos jugadores importantes dentro de cada equipo, y mañana la gente es consciente de que tienen que estar. Pero tenemos que estar todos, repito. La victoria nos reforzaría muchísimo, más allá de clasificaciones y demás”.

“Mañana lo veremos, pero tengo la sensación de que este equipo es de grandes citas. Para las grandes citas, este equipo me está diciendo que ahí está”.

¿Cuál fue el motivo de las decisiones en los cambios frente al Barça B, y por qué no se utilizó un delantero centro?: “Las posibilidades de cambio son eso, posibilidades. No conllevan obligación. Y luego, lógicamente, tendrían que ver con el resultado que se estaba produciendo. Este equipo genera más cuanta más gente de pie presenta en el campo, todo lo que no es eso, pues nos remontamos a partidos que aquí juzgamos como el día la Balona donde optamos por mucho delantero, perdimos el control y el equipo contrario, con uno menos, nos hizo dos goles”.

“El otro día el equipo tenía que ganar y no ganó por cuestiones concretas, y el día del Sabadell tres cuartas partes de lo mismo. Ahora, el día del Sabadell, a diferencia del otro día, sí me fui más fastidiado. Lo digo así de claro. No salí contento en ninguno de los dos, porque el equipo tenía que ganar 6 y ganó 2, y eso me enfada. No es cuestión de merecer, sino de ganar, pero creo que si uno merece está más cerca de ganar”.

¿Qué le diría a la afición?: “Se acerca lo bueno y lo definitivo de esta temporada, y mañana lógicamente es la primera etapa y ante el primer clasificado. Un partido que nos va a exigir y donde todo suma. Si hablamos que antes del partido y durante el partido hay un ambiente de fútbol y un apoyo, todo eso va a ayudar. No hay duda de que la gente va a estar y va a apoyar. El Belmonte cuando aprieta, repercute favorablemente en nosotros. Ojalá mañana podamos contar con eso desde el primer momento hasta el último”.

En los últimos días se ha filtrado la posibilidad de que Galicia sea el lugar que albergue los playoffs de ascenso. ¿Le gustaría lograr el objetivo en su tierra?: “Vamos a pelear mañana contra el Villarreal, vamos a intentar quedar lo más arriba posible. Si quedamos primeros evitaría tener que ir a ningún lado y si no es así, pues ojalá podamos tener la posibilidad de luchar por el ascenso aquí, allá o en el más allá. Si es en Galicia y en Coruña, fenomenal”.