El Albacete vuelve a repetir su mala cara a domicilio y pierde el liderato en Castellón (0-0)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 17.04.2022

La cara B del Albacete. Misma versión y conclusiones de un partido en Castalia que evidenció lo que ya sabe la afición albacetista. Empate a 0 final que sirve para sumar otro punto y llegar a 60 pero perder con ello el liderato de grupo. Jordi Sánchez en el 86 cabeceó al palo en la ocasión más clara del partido. 

Mal comenzó el partido en Castalia. Necesidad de ganar e torrija del líder ante un Castellón que se defendía bien y atacaba mejor. Solo faltaba a los locales la precisión del gol, con ocasiones por doquier desde el minuto 1.

El Albacete se mostraba hundido, sin carisma de líder y desastroso con balón. Numerosas fueron las pérdidas en salida de balón que provocaban un constante peligro de gol rival. De la Barrera no lo parecía ver muy claro pero su estilo dibuja un equipo así: para lo bueno pero también para lo malo.

No terminaba de asentarse el Alba frente a un Castellón bastante mejor y al que solo le faltaba la definición. El líder -que ya no lo era por esos momentos- no se encontraba consigo mismo. ¿Es este equipo el mismo que goleó siete días antes? Se preguntarían.

En defensa mal y en ataque nulos. La versión del líder a domicilio volvía a hipotecar una condición indispensable para volver al fútbol profesional. Y hoy en Castalia volvía a mostrarse un equipo blando en su cuerpo, perdido con balón y espeso en ataque. Ni Kike Marquez, ni Fran Álvarez ni Manu Fuster conseguían tener presencia en el área de Álvaro Campos.

La Segunda parte comenzó mejor en cuanto a sensaciones e ímpetu del Albacete. Con poco, el líder mejoraba sus prestaciones ante un Castellón que evidenciaba algo de cansancio después de una gran primera parte. Kike Márquez tendría la mejor ocasión de los manchegos poco después, si bien su disparo se marcharía rozando la portería un ya batido Campos.

Y poco más del líder. El Albacete se mostró una vez más insulso en todos sus frentes y tan solo la falta de gol rival permitía vivir con el empate y la opción de ganar. Preocupante una vez más la versión del equipo manchego, que cede la condición de líder en detrimento del Andorra después de ganar 1-2 en Sanlúcar.

Jordi Sánchez, tras un gran centro de Llinares en el 86, mandaría un cabezazo al palo en lo que fue la segunda llegada clara con peligro de gol. Eric Montes volvería a repetir acción de peligro Justo antes de finalizar el insulso partido con un disparo que besaría también la base del poste de Campos. Reparto de puntos en Castalia e insuficiencia en todos los sentidos.