El Llagostera ya dio el susto al Albacete en el Carlos Belmonte en 2014

Escrito por: Rafa Gil

miércoles, 25.05.2022

Tan solo dos visitas del cuadro gerundense a tierras manchegas, una victoria y una derrota. Pero la primera de ella fue sonada en la temporada 2014-15, en el estreno de los catalanes en la Liga de Fútbol Profesional. El Albacete había tenido un comienzo liguero nefasto y allá por el mes de diciembre, en la jornada 17, estaba colista a cuatro puntos de la salvación que marcaba el Tenerife. Una buena tabla de salvación era el Llagostera, que también estaba en puestos de descenso y que tan solo había sumado un punto más. El conjunto catalán era la víctima propicia para sumar porque para más inri habían conseguido el ascenso solo unos meses antes. De hecho hay que recordar que se tuvieron que mudar, dejando su pequeño campo que no reunía las condiciones para Segunda y se marcharon al de Palamós.

Justo en el choque antes de marcharse de vacaciones de Navidad, el Alba de Luis Cesar formaba con Dorronsoro en la portería. En defensa estaban Antoñito, Gonzalo, Pulido y Cidoncha de manera circunstancia porque era centrocampista. En la medular, Edu Ramos, Núñez y Portu los que manejaban al equipo. Para el ataque,  Keko, Jorge Díaz y César Díaz. El encuentro nacía con incertidumbre ya que en los primeros compases los de Carrillo se pudieron adelantar en un error en la salida del balón del portero del Albacete, pero el colegiado señaló fuera de juego por muy poco. Aunque los locales tuvieron opción de poner el primer tanto en el marcador con alguna acción de estrategia, el Llagostera abrió la lata a los quince minutos. Fran Dorronsoro cantaba en la salida de puños e Imaz enviaba al fondo de la redes. Keko pudo empatar antes del descanso, pero un pisotón de Miguel Núñez posibilitó un penalti que transformó también Jesús Imaz en el minuto 49. El resto del tiempo fue un querer y no poder del Albacete Balompié, que tuvo ocasiones clarísimas que se marcharon al limbo. Rafa Chumbi y Rubén Cruz no tuvieron su día.

El equipo fue despedido con una sonora pitada, con el cántico de «Luis César vete ya». Aquella derrota dejó a los manchegos a 5 puntos de la salvación y con unas sensaciones pésimas en el parón. La buena noticia es que aquel equipo se acabó salvando gracias a una segunda vuelta magnífica, dio mucha solidez la llegada de Javi Paredes en la ventana invernal.

El LLagostera volvió a visitar el Carlos Belmonte en 2015 y en esa ocasión el Alba venció 1-0 con un tanto de Jona de penalti