Debut en casa, puntito y esperanza (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

lunes, 22.08.2022

Lo importante son las sensaciones y, por lo visto ante el Burgos CF, éstas se percibieron muy positivamente. Ojo, porque los castellanos, dejaron impronta de equipo duro de pelar y, muy mal se les tiene que poner el panorama, para que pierdan la categoría. Andarán más por la parte alta, que por la baja, de lo que se debe inferir que nosotros, imperativamente, debemos seguir a lo nuestro: nadar y guardar la ropa. Hemos empezado el campeonato con buen talante, y eso, no nos debe confundir, el camino es largo y está lleno de trampas. Sacar un punto en casa, ante cualquiera no nos debe volver locos, más allá de constatar que merecimos algo más. No debemos dejarnos llevar por la melancolía, puesto quesabemos que la inmensa mayoría de encuentros se deciden por detalles. Podemos dominar, chutar al poste, tirar mil saques de esquina y todo cuanto podamos imaginar, pero lo cierto, es que lo que cuenta es sumar.

Rubén Albés, está haciendo las cosas con prudencia y buen tino, los resultados le sonríen y no parece que sean fruto de la casualidad, aunque, y ya me estoy repitiendo, dos partidos no son nada más que una muestra ¡quedan cuarenta!, las vamos a ver de todos los colores y necesitamos no perder ni la paciencia ni la compostura: confiemos en los que saben.

A mí, lo que más me tranquiliza es ver que el equipo, parece que tiene interiorizada la Segunda división, ya que en ningún momento se ha notado que somos unos recién llegados. Para cuando toque enfrentarnos a las vacas sagradas, a lo mejor ya estamos definitivamente instalados, pero mientras tanto, debemos seguir asentándonos, aprendiendo y no picar los anzuelos que nos van a echar por aquí y por allá.

La mentalización de los jugadores, parece que es la correcta y tanto los veteranos, como los más bisoños, están remando al unísono; ahora sólo falta ver cómo responderemos cuando lleguen los sustos, que desgraciadamente, llegarán.

Todos sabemos que la única forma de triunfar es no perder de vista la humildad y, la humildad en el Albacete ahora mismo se llama, menos cuarenta y seis, que no es mala puntuación para no haber siquiera llegado a septiembre.

La clasificación actual no tiene la menor importancia, pero si nos acercamos un poquito veremos que ya se empieza a percibir la igualdad en todos los choques, razón por la cual, debemos confiar en que en cada partido, vamos a tener ocasión de sacarlo adelante.Olvidemos la clasificación y la entidad de los rivales, respetemos a todo el mundo, pero sobre todo a nosotros, la Segunda es una guerra entre iguales, entre los grandes, y los menesterosos la diferencia es una cuestión de matices. Hasta que no hayan pasado diez jornadas al menos, no tendremos un pantallazo objetivo de las posibilidades de unos y otros.

Dejemos trabajar a Albés y a todo su ejército, porque su tarea se antoja complicada y va a necesitar todo nuestro apoyo y nuestro silencio, para molestar lo menos posible.

El Albacete Balompié ha empezado la competición con buen aire, pero aquí termina el optimismo.