CRÓNICA | ¡¡Este Alba es una locura… y LÍDERES en solitario!! (1-2)

Escrito por: Rubén Oliva

domingo, 04.09.2022

Solo estamos a 4 de septiembre y es imposible saber qué puede suceder de aquí al 28 de mayo cuando acabe la temporada, pero si algo parece seguro es que nos vamos a divertir con este Albacete. Impregnado por la alegría de un entrenador que ha caído de pie en el club y la ciudad, este equipo se divierte y hace divertir a una afición que esta tarde tenía que frotarse los ojos cuando en el minuto 6 veía un inmenso 0-2 en el marcador de La Rosaleda.

En el 4, la dupla Fuster-Higinio volvía a aparecer para el remate del murciano de cabeza en el segundo palo como ya sucediera en la visita a Lugo (0-1). Y apenas dos minutos después y tras una pérdida del Málaga, Juanma García daba un balón a Fuster cuyo remate -con algo de fortuna- significaba el 0-2. El partido estaba vibrante y respondiendo a los que confiaban en el alto voltaje futbolístico de ambos equipos, más si cabe cuando Escassi recortaba distancias (1-2) en el 17 tras un paradón previo de Bernabé. El Málaga estaba herido y tocó achicar agua hasta que la lesión del colegiado Gorostegui Fernández antes de la media hora hizo parar el ritmo del partido; en su lugar cogió el silbato también con una actuación casera Sánchez Sánchez. Al Alba no le temblaba el pulso y nunca renunció al tercero, con una clara ocasión de Higinio o una peligrosa internada de Álvaro Rodríguez en el 35. Tras los 6 minutos de añadido, se llegó al descanso de una apasionante primera mitad.

Con el cambio de Dubasin por Higinio dio comienzo la segunda parte, donde los locales dieron rápida muestra del poderío ofensivo que tienen ya que en el 53 Rubén Castro estrellaba un balón en la madera. Rubén Martínez por Fuster fue el siguiente cambio de un Albés que quería salir rápido para un Alba bien plantado y que tuvo en Bernabé a su salvador, sobre todo con un pie espectacular en el minuto 60. En el 66 llegaría el debut de Javi Martínez en el lugar de Maikel Mesa, y el Alba seguía descontando minutos sin renunciar al balón y llegando con peligro a la meta rival. En el 85 llegaría el cambio de Riki por un Sergi Maestre que volvía a jugar después de casi nueve meses. El colegiado Sánchez Sánchez dejaría notar su doble rasero en la señalización de faltas, amarillas incomprensibles como la de Lander o Bernabé y los 7 de descuento, pero el marcador ya no se movería.

Con 10 puntos de doce posibles el Alba se sitúa como líder en solitario en un comienzo histórico de Liga. Un equipo valiente, alegre y con calidad que está haciendo soñar a una afición que sigue en una nube desde aquella victoria en Riazor. Y que dure.