¡Moreno Aragón, que malo eres! (0-1)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 18.09.2022

Álvaro Moreno Aragón penalizó al Albacete Balompié como hacía tiempo un árbitro no lo conseguía. El trencilla granadino, adscrito al comité madrileño, sacrificó los intereses albacetistas ante una Ponferradina que aguantó 90 minutos y ejecutó a los manchegos en el descuento. 

Llegaba el Albacete de Albés de nuevo al Belmonte con la firme proposición de mantener la tendencia vista en el presente inicio liguero. Con el habitual 4-2-3-1 y con cambio en la referencia tras la lesión de Higinio, el gallego Rubén planteaba un equipo que presionaría en alta y donde Dubasin sería el punta. El partido arrancó bien, con buenas sensaciones y con una Ponferradina que lo fiaba todo a su pegada con Yuri de vuelta a los terrenos de juego.

Dominio total y completo del Albacete sobre su rival, que sobrevivía gracias a las intervenciones de Makaridze bajo palos. Casi a placer generaba el cuadro albacetista ocasiones de gol en botas de Manu Fuster, Juanma García o Dubasin aunque siempre con el mismo final para contrariedad de un Belmonte rendido a sus jugadores.

Sobrevivia en el alambre la Ponferradina de un José Gomes al que no le gustaba lo que veía sobre el verde manchego. El dominio era total por parte del Albacete al que solo le faltaba definir las clarísimas ocasiones de las que disfrutó y donde su rival comenzó a despertar ligeramente en el desarrollo del primer acto.

Lo mejor a nivel defensivo para el Albacete era la ausencia de Yuri mientras que en ataque lo más reseñable era la ingente cantidad de ocasiones que se habían generado. Mejor el cuadro de Albés pero cuidado… la Ponfe y Yuri estaban enfrente.

Mejoró ostensiblemente la Ponfe en el arranque de la segunda parte con intenciones más visibles en el frente. Albés y sus chicos sin embargo aguantaron bien los primeros compases y mantuvieron claras sus aspiraciones en la noche de cierre ferial.

El Albacete repetia sensaciones una y otra vez sobre el verde con una medular deliciosa y a la que solo le faltaba la definición. La Ponfe sobrevivía en el alambre una vez mas. Pero como siempre suele ocurrir entre el estamento arbitral y el Albacete Balompié, la moneda caería cruz contra los intereses manchegos en una acción que mandaba a Riki Rodríguez a vestuarios en el 75′ de partido. Moreno Aragón, que había perdonado varias expulsiones a la Ponfe y que había manejado un partido de aquella manera en el Belmonte, dejaba con 10 al Albacete en una acción oculta de partido.

La Ponfe, que había subsistido con lo mínimo, veía entonces como su gran oportunidad en el Belmonte se abría de par en par. Cambio de intenciones por entonces con un Alba en inferioridad aun sin saber (en ese momento) bien por qué. Y claro está, el fútbol de mayores te penaliza con acciones tan determinantes como esta, donde los blancos se quedaron con uno menos y la Ponferradina, a través de Edu Espiau en el 90′ conseguía adelantarse (0-1). La mala suerte se conjugó con el pésimo partido del colegiado Moreno Aragón. Este es el fútbol de mayores, el Albacete mereció más, mucho más.