CRÓNICA | Agujero defensivo y el Albacete que cae a la zona de descenso (2-0)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 27.08.2023

Mal partido del Albacete en líneas generales en Butarque donde fue ajusticiado con dos penaltis. Raba y González anotaron desde los once metros y sentenciaron lo que supone la primera derrota del Alba de Albés este curso. Preocupante versión defensiva donde se aprecian los desajustes y la imperiosa necesidad de reforzar la demarcación en lo que queda de mercado de fichajes. 

Buscaba sorprender Albés a su amigo Borja con la permuta de Carlos Isaac en la banda izquierda de Butarque en un duelo que pese a ser en la tercera jornada llegaba con las primeras necesidades para el Albacete Balompié. Tras dos empates para los manchegos, el Alba coqueteaba con la zona de descenso en una cita que siempre es especial como Leganés.

El 4-4-2 planteado de inicio buscaba erosionar las debilidades pepineras con profundidad mediante Juanma e Isaac. Sin embargo, los primeros compases de partido se daban con enorme igualdad entre contendientes, no dominando la media ni Riki ni Lander.

Le faltaba algo más que el último pase a un Albacete demasiado plano en líneas generales y donde Alberto Quiles estaba desaparecido en combate. Tampoco el Leganés ofrecía una versión mejor para los locales, que manifestaban un bloque alto con sus dos laterales bien posicionados buscando las espaldas de Julio Alonso y Álvaro Rodriguez, respectivamente.

Y no pasaba mucho más hasta que en un centro desde la banda derecha y en un lance habitual de forcejeo, Djetei tocaría el balón tenso con la mano. Caparrós Hernández ni tampoco su asistente 2 atisbaron una acción que sería revisada por el VAR. Las manos del defensa albacetista fueron tan claras como poco razonables. Penalti claro revisado por el VAR y gol de Dani Raba en el 21’ para el Leganés (1-0).

Otra vez a remar en contra. Como ocurriera ante Espanyol y Amorebieta le tocaba a los de Albés ir abajo en el marcador, algo que está convirtiéndose en una y preocupante constante.

El gol avivó un poco más al Leganés frente a un Albacete grogi, que no planteaba nada y que buscaba su particular isla perdida en las botas de Quiles. Para muestra un botón de la primera parte manchega, sumando el primer disparo a portería rival a la media hora. Gran acción entre Fuster y Lander que no consiguió pinchar el vasco.

En los compases finales de la primera parte se comenzó a ver un Albacete mejor, sobre todo en sensaciones y con Riki llevando la batuta. Las amarillas de los jugadores del Lega condicionaban la intensidad rival para ser aprovechado numéricamente por el asturiano. Sin embargo, faltaba claridad y mejores ideas en área rival.

SEGUNDA PARTE

No lo veía claro Albés que decidió variar su planteamiento con los recambios de Ros en el eje y Agus Medina en la medular. Salida de balón para el cartagenero y control en la media para el catalán en un Albacete que mejoró en sensaciones. Parcialmente, eso sí, pero el Alba mostraba mejores constantes en un reinicio de partido donde entró la polémica.

A los 51’ Alberto Quiles se internó en el área y su balón tocó en el brazo de Naim. ¿Ocupa un hueco? Si. ¿Está la mano pegada al cuerpo? No. En la toma referida por LaLiga se ve parcialmente aunque el protagonista, Quiles, pidió con rotundidad la mano. El VAR no entró.

Y poco después en otro error defensivo, de Ros en esta ocasión, el Albacete cometería otro penalti; el segundo de la noche. Fallo garrafal de Juan Antonio Ros aderezado con el teatro del jugador local. Caparrós Hernández no dudó y señaló penalti.

No falló Diego García en el 68’ para poner el 2-0 y casi la puntilla a un Albacete que, salvo algunos ramalazos, estuvo plano y falto de identidad. Tampoco ‘la fortuna’ arbitral estuvo del lado manchego, que se vio penalizado con dos penaltis en contra.

Dani Escriche tendría la oportunidad de gol más clara para el Albacete a los 77 minutos después de una gran combinación. El de Burriana, que re debutaba con la elástica del Alba, cruzaría en exceso un balón pintiparado. La fortuna no estaba del lado albacetista y el argumento no hacía más que crecer.

Derrota del Albacete en definitiva en lo que fue un quiero y no puedo en los minutos finales. El aporte ofensivo no sobresalió -Escriche envió un balón al larguero en el 110′- y la defensa condicionó el resultado de un mal partido, en líneas generales, de los de Rubén Albés. Dos puntos de nueve posibles y caída a la zona de descenso.