Balance de la primera vuelta (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

sábado, 23.12.2023

Finalizado el primer capítulo de la temporada en Segunda, toca echar cuentas de lo que nos han dejado cinco meses de competición.

Se confirma que esta categoría es, infinitamente más divertida e igualada que la de los mayores. Además, aquí, no hay matones que condicionen árbitros, sanciones y otros retoques necesarios para seguir prostituyendo un juego que hace tiempo que dejó de ser una justa y leal disputa. A ver si, por fin, los listos y los tramposos, se hacen su competición, una más, a la medida y nos dejan en paz.

La media docena larga de históricos en el grupo, le da un lustre a la categoría de plata que hace que, desde agosto, todas las jornadas sean un puro disfrute. Ellos saben que no hay plazas de honor para tantos, y la mayoría anda con la soga al cuello y con sus aficiones impacientadas. La igualdad es tanta que, a estas alturas, nadie puede aseverar nada, todo está por decidir, tanto para los ascensos como para los descensos.

El Real Zaragoza empezó como un tiro y, ahora vaga lleno de mediocridad, el RCD Espanyol también enseñó los dientes, pero se mantiene a duras penas en las alturas. El Real Oviedo, que apuntaba al ascenso, por su gran final de la temporada anterior, tampoco encuentra su camino. Estos tres gallitos ya despidieron a sus directores técnicos. Hasta siete equipos han cambiado a sus entrenadores, sin que por el momento se hayan demostrado decisiones felices.

Ahora es el CD Leganés quien comanda, las grandes revelaciones del año son los racinguistas de Santander y, sobre todo, los de Ferrol, ahora segundos. El Real Valladolid, de entre los grandes favoritos, parece haberle cogido ya el punto a una competición que empezó con dudas, puesto que se ha acomodado en el grupo de cabeza. El Levante UD, con una de cal y otra de arena, todavía no sabe a lo que juega, lo mismo que la SD Éibar, el CD Tenerifeo el Elche CF. El Sporting no parece haber dicho su última palabra y habrá que tenerlo en cuenta, para cuando llegue la primavera.

Por abajo, también la cosa está sumamente espesa, sólo la SD Amorebieta y el FC Cartagena parecen algo descolgados, pero los murcianos, tienen algunos puntos menos de los que han merecido.

Lo único que está claro es que en Segunda no hay zona de descanso, no hay zona templada, la igualdad es tal que, dos o tres partidos sin ganar o ganados, cambian la cara y las intenciones a cualquiera.

En el apartado arbitral y el VAR, no podemos estar satisfechos, porque seguimos con medianías e injustificadas decisiones, se revisan cosas tontas y otras, bien dudosas, se van al limbo. A mí me gusta el VAR, pero más me gustaría que se usase como Dios manda, aunque, por fortuna no es el mangoneo de la Primera.

Con el nuevo fútbol que se nos anuncia, no sabemos qué nos deparará el destino, pero creo que va a ser una gran oportunidad para volver a disfrutar del balompié que nos gusta, sin necesidad de seguir sufriendo la tiranía que todo lo ha ensuciado desde hace más de medio siglo.

En cualquier caso, el calendario de vuelta de la división de platava a ser más de lo mismo, con la salvedad de que el margen de error, necesariamente se va a ir estrechando para todos.

Por cierto, esto del calendario asimétrico, o como diablos lo quieran llamar, me parece otro moderno capricho de las muchas estupideces que nos toca soportar.