A lo peor no hemos tocado fondo, pero qué importa, somos el Alba (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

lunes, 29.01.2024

Situación endiablada en la que se ha metido nuestro Alba, por varios motivos, en primer lugar, porque sigue jugando suficientemente bien, como para estar algunos puestos más arriba, en segundo, porque no se atisba fatiga psicológica, sólo mala suerte y peor gestión de los balones parados y los centros a la olla y, en tercer lugar, porque la afición sigue apoyando. Imagino que si seguimos animando es porque creemos en los nuestros. No se ve nada que nos desazone, más allá de los resultados; los rivales no son superiores, pero nos ganan.

Quizá no es un asunto puramente deportivo, porque desde la grada no se ve nada catastrófico. La apuesta osada, la estrategia, el coraje, la implicación, todo resulta estupendo, pero al final, se repite la historia de toda la temporada.

El partido de El Plantío, fue uno más de los que ya hemos visto, remando desde el principio contracorriente, remontando y terminando ahogados en la orilla. El Burgos CF es un gran conjunto, aunque en el césped no demostró ser más que nosotros, pero lo cierto es que todos nos pueden.

A mí, en realidad, lo que más me preocuparía sería la pobreactitud o la desidia o el desencanto o la impotencia, pero, a pesar de la mala racha, no he visto en ninguno de los nuestros, muestras de tirar la toalla o de querer bajarse en la próxima estación. Si el conjunto sigue manteniendo la fe, estoy seguro de que será cuestión de que vire un poquito el negro viento que nos azota, para que podamos otra vez mostrar la mejor de las sonrisas.

Los rivales respiran aliviados cuando terminan sus partidos contra el Alba, señal de que les cuesta una barbaridad superarnos, sin embargo, nosotros nos quedamos con la cara de tontos habitual y la sensación de que se nos va la vida en cada jornada. Un psicólogo, creo que ahora mismo lo que necesitamos es un psicólogo que trate de ver dónde está la causa de tanto contratiempo, porque si es por cuestiones meramente futbolísticas, no hay nadie quien sepa de esto, que entienda nada.

Analizar el partido no tiene mucho sentido, porque no dejó de ser una justa cabal entre dos rivales muy parejos, pero que el Alba no terminó de leer bien, se amontonó y terminó completamente grogui.

Lo peor viene después, cuando hay que justificar, tratar de poner buena cara y hacer como que no pasa nada, cuando sí pasa, el problema es que no sabemos qué es lo que sucede. Eso, imagino que, a un profesional le tiene que quitar el sueño, porque no resulta agradable trabajar durante la semana, hacerlo bien, tener a todo el plantel de acuerdo y, llegado el momento de la verdad, volver a pinchar en hueso.

También hay que señalar, que la actual situación para un cuerpo técnico o un futbolista es una gran oportunidad para reivindicarse;sacar lo mejor de uno cuando todos dudan, es la mayor de las satisfacciones. Para el Albacete Balompié, sería toda una hombrada volver a tirar hacia arriba. Eso no lo deben olvidar quienes tienen la obligación de seguir haciendo las cosas de la misma manera que cuando todo son parabienes y palmaditas en la espalda.

Es ahora, cuando pintan bastos y nada sale bien, el momento de apoyar y estar con los nuestros.