Manuel Serrano: Desde Albacete, a Sus Majestades los Reyes de Oriente

Escrito por: 5 más el descuento

viernes, 05.01.2024

Deseo cumplir con una tradición entrañable, dirigiendo esta carta a los Reyes Magos para hacerles llegar los deseos de toda una ciudad, Albacete, que encara el año 2024 con la ilusión de afrontar nuevos retos y vivir juntos la gran aventura de mejorar nuestra sociedad.

Antes que nada, quiero agradecer a Melchor, Gaspar y Baltasar su presencia en nuestras calles, preludio ideal para una noche de ilusión de todos los niños y las niñas. No hay mayor recompensa que las caras de alegría de nuestro mejor patrimonio, la infancia llena de vida y de futuro.

El primer deseo ha de ser que la salud nos acompañe durante este año. Y para ello, nada mejor que pedirle a los Reyes Magos una mejor asistencia sanitaria para nuestra ciudad en todos los niveles, desde los centros de salud a la atención hospitalaria. Contamos ya con los mejores profesionales, pero necesitan tener todos los medios a su alcance para poder prestar la mejor atención a los ciudadanos. Es la responsabilidad de los poderes públicos, que la dotación humana y material sea la que todos los albaceteños merecen y necesitan.

También quiero pedir a los Reyes Magos que la prosperidad, el empleo y los medios económicos para una vida digna sean una realidad para todos los habitantes de esta ciudad. El esfuerzo de empresarios y trabajadores debe seguir siendo el camino para que las condiciones vitales de la población nos permitan a todos vivir con dignidad. Tenemos que reivindicar las infraestructuras que necesita Albacete para crecer y desarrollarse como las autovías a Jaén y a Cuenca, y con el clima adecuado para que puedan salir adelante los proyectos, lo conseguiremos. Y por supuesto, no podemos dejar a nadie atrás, y hay que ayudar a quienes lo necesiten.

Un tercer deseo es que el sentimiento de ciudad, como un destino compartido, impere en este año. Albacete es una gran realidad y un proyecto que merece la pena. Defender nuestras raíces y estar orgullosos de nuestra historia es la base imprescindible para avanzar hacia un mañana mejor. La participación de todos los colectivos, la implicación de todos los vecinos y la búsqueda de espacios de consenso y de corresponsabilidad es lo mejor que nos puede pasar. Queremos diseñar un Albacete con la ilusión de poder hacerlo todos juntos para legar un futuro del que las próximas generaciones puedan sentirse orgullosas.

En definitiva, pido para todos los albaceteños paz entre nosotros y paz para cada uno, paz en la sociedad y paz en las familias, paz en los hogares y paz en la ciudad, paz interior y paz en las relaciones con nuestro entorno. Una paz que nacerá de la satisfacción del deber cumplido, y del sentimiento de que todos formamos parte de un grupo que aporta dignidad a los ciudadanos cuando alcanza la dignidad como sociedad. Por eso pido que seamos capaces de eliminar todas las barreras, que consigamos la igualdad plena y la inclusión absoluta, que nadie se sienta menos que nadie y nadie se crea mejor que el de al lado. Pido que Albacete sea una ciudad donde todos quepamos y todos nos sintamos a gusto. Pido que el espíritu navideño impregne todo el año, y que la mirada limpia de un niño sea el espejo donde podamos reflejarnos y sentirnos mejores personas.