CRÓNICA | El Alba recupera confianza en sí mismo con un punto de solidez y trabajo (0-0)

Escrito por: Rubén Oliva

lunes, 12.02.2024

Sorprendía Albés con un once sin delanteros y basando el planteamiento en el brutal trabajo defensivo con el que recuperar sensaciones en el momento más crítico. Y no se puede decir que los jugadores no entendieron lo que el míster quería, poniéndose el mono de trabajo para pelear ante un equipo que quiere el ascenso. Además, el Alba salió bien y dispuso de ocasiones claras para adelantarse, pero de nuevo la falta de eficacia le penalizó.

En el minuto 13 Juanma dispuso de un mano a mano y Escriche también estuvo en otras llegadas mal decididas en su ejecución final. Tras un buen inicio de juego de ambos equipos, el partido perdió ritmo en torno a la media hora con ambos equipos bien plantados. La posesión era para el Valladolid, pero el Albacete no renunciaba a ataques rápidos, como el que intentó Escriche en el 37 cuando fue agarrado por De La Hoz. Monchu e Iván Sánchez eran los que más generaban para los locales, con varios córners peligrosos pero sin moverse el marcador en el primer periodo.

En la segunda mitad, el Albacete siguió sin arrugarse y sin perder nunca su sobriedad en defensa con un Olaetxea y Kaiky colosales, no renunciaba a pocas pero peligrosas llegadas. En el 62 llegó el cambio de ataque para los manchegos, cambiando la pareja inicial por Quiles e Higinio. La más clara estaría en el 72 con parada de Masip en un horrible remate de Fuster tras un espectacular pase de Agus Medina. El Valladolid no llegaba a sentirse cómodo ante un Alba con mejor planteamiento pero donde el cansancio fue haciendo mella. En el 84 tuvo que ser sustituido Kaiky por calambres pero los de Albés no perderían la idea hasta cumplir los siete minutos de prolongación y mantener un 0-0 positivo basado en la solidez defensiva.

El Albacete sigue sin ganar y acaba la jornada antepenúltimo con 27 puntos, a uno de la permanencia, pero con mejores sensaciones y planteando que la línea a seguir pasa por hacerse fuertes desde abajo.